Sportivo Ganar Siempre

Boca le ganó 4-0 a Central Córdoba en Santiago y sigue peleando la Superliga a fuerza de triunfos. Mientras espera que el torneo le dé otra chance, el hincha puede disfrutar de una goleada…

Antes de que Carlos Tevez anotara su noveno doblete en el club, los encargados de la transmisión televisiva plantearon -una media docena de veces- que Boca estaba obligado a ganar. Habían repetido la misma oración minutos antes de la visita a Talleres. Surgen dos preguntas para los dueños del micrófono. Primera: ¿alguna vez dejará de estar obligado? Segunda: ¿no les molesta la redundancia?

El Sportivo Ganar Siempre fue una de las tantas frases nacidas de la imaginación de Juan Carlos Lorenzo, un entrenador que escuchaba radio durante las prácticas y sabía sintonizar, tal vez como ninguno, la frecuencia cardíaca del hincha de Boca. El Toto resumía con aquella ocurrencia que la victoria era un objetivo prioritario, la meta, sin importar los condimentos («A mí me gustan los fideos con tuco, pero a veces no hay salsa y tengo que comerlos con aceite», era otra de sus metáforas).

Escuchá: Debate central

Boca apunta a ganar desde la Superliga femenina hasta la Libertadores de futsal, sus representaciones se preparan para eso y la institución apoya, pero nada ni nadie garantizan el éxito en la competencia. Hay fórmulas con mejores resultados, sobre todo en los deportes de conjunto: básicamente se trata de reunir a jugadores de buen nivel, contratar a técnicos idóneos, darles continuidad y respaldo.

Eso busca hacer Boca por estos días. Y, mientras tanto, gana: los amistosos de pretemporada, tres de los cuatro compromisos oficiales… En rigor, algo similar se ha intentado durante todo el siglo. Recordemos que este club fue campeón en tres de los últimos cinco torneos largos, salió tercero en uno y marcha segundo en el actual. El error consistió en cambiar excesivamente de un ejercicio al otro, en la mayoría de los casos sin razones deportivas, dejándose llevar por la ansiedad de adentro y la crítica de afuera.

Lee también: ¿En dónde entra Capaldo?

En una etapa de recuperación de la identidad, como proponen las nuevas autoridades, el paso número uno es volver a sentir satisfacción, alegría, plenitud, después de cada triunfo y al margen de rival, sede, score o fecha. Si la propia gente de Boca no valora los logros de su cuadro, mucho menos lo hará un periodista que, al momento de elegir a las figuras del 4-0 en Santiago, menciona a Esteban Andrada.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El ánimo alto» por Marcelo Guerrero

El Xeneize superó a Sarmiento de Junín en una Bombonera repleta y se acomodó en la tabla anual. Fue por 2 a 0 con goles de Luis Vázquez y Frank Fabra.

«Un Boca en crecimiento», por Marcelo Guerrero

El Xeneize superó por 3-0 a Aldosivi en Mar del Plata y sigue prendido en la tabla anual. Los niveles de Cardona y Almendra y las vueltas de Salvio y Villa agrandan el plantel de Battaglia.

Los números del nueve

Luis Vázquez es una de las gratas noticias del semestre xeneize: el delantero se afianza a fuerza de goles en la primera que dirige Battaglia y analizamos sus números.