Dale, campeón

En una noche de mancomunión entre la gente y el equipo, Boca aplastó 3-0 a Independiente de Medellín y prolongó la fiesta. Este es el camino.

Más contundente que las incursiones goleadoras de Salvio, tan admirable como la velocidad boltiana de Villa, vigente como el potrero de Tevez, igual de poético que un tiro libre de Reynoso: el dale campeón, dale campeón sonó antes, durante y después de la cuarta goleada de 2020 en esta Bombonera siempre llena, de reverberación única.

En la primera mitad de los 60, época de campeonatos largos entre marzo/diciembre e incipiente competencia continental de clubes, Boca ganó tres de cuatro torneos (62, 64 y 65); perdió una final de Libertadores ante el mejor equipo de la historia, al menos hasta 2014, y una semi de esa misma copa frente al rival argentino más fuerte de entonces. Hay una llamativa familiaridad entre esos resultados y los del período 17/20.

Jugadores de aquella década como Rattin, Marzolini y Rojitas son leyendas del club, estatuas en el hall de Brandsen 805, por más que Santos primero e Independiente después (con ayuda administrativa de la Conmebol, la Conmebol…) los hayan privado del éxito copero. Les cabe el mismo trato de glorias al Tano Roma, al Cholo Simeone, a los brasileños Orlando y Valentim, a Gonzalito, al Tanque Rojas, al Pocho Pianetti…

Sin dejar nunca de gritar, porque parece que eso empuja a Boca y hace que Soldano trabe tres pelotas seguidas, es hora de creer que tal vez no sea tan adverso el momento. Que 42 vallas invictas de Andrada en 65 partidos desautorizan a quienes aún repiten que el equipo defiende mal. Que hay 11 titulares. Que una derrota como local en más de un año da prueba de confiabilidad. Que el técnico toma decisiones sensatas. Que la Copa puede ser prioridad, deseo u obsesión, pero nada impide hoy que la gente reciba al equipo cantando dale campeón, dale campeón.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Son decisiones

Miguel Ángel Russo revolucionó el fútbol xeneize en poco tiempo, con un equipo audaz condujo a Boca a lograr un título histórico: ¿cuáles fueron los cambios que torcieron el rumbo?

Un campeón increíble

Boca se quedó con la Superliga en un final histórico y emotivo después de una temporada en la que pasó de todo: cambió de DT, dirigentes, jugadores… Repasá el título de la mano de MuyBoca.

Festejemos juntos

Un nuevo título de Russo es la puerta para marchar jugadores, dirigentes e hinchas hacía más objetivos. ¡Salud, campeón!