Final inesperado

Boca hizo oficial la no continuidad de Junior Alonso mediante un comunicado: el central paraguayo fue fiel a sus deseos y, a pesar de la intención de Miguel Russo de contar con él, eligió seguir su carrera en otro lado.

Cuando se interrumpió el semestre a causa del coronavirus, una de las realidades que tenía el conjunto xeneize era la confirmación del potencial de líder defensivo de Junior Alonso. El central guaraní fue paciente durante doce meses donde le tocó ser alternativa en el ciclo Alfaro y ante la lesión del titular aprovechó con creces la chance que le dio Russo para convertirse en un pilar importante en el engranaje defensivo del equipo campeón del fútbol argentino.

El Consejo de fútbol de Boca afrontó el parate de la actividad por la cuarentena con el objetivo de negociar la continuidad de uno de los capitanes de la selección de Paraguay a punto tal que, según informó el propio club en un comunicado de prensa, se pensó firmemente en pagar la cláusula de compra de Junior Alonso y quedarse con el pase del central zurdo para firmar un nuevo vinculo.

Escuchá #Boca2000: El día de la paternidad

Esos 3.5 millones de dólares que iba a depositar Boca en las arcas del Lille iban a ser una de las inversiones fuertes en el mercado invernal, pero Alonso eligió lo contrario: el ex Cerro Porteño consiguió ingresar a su país de origen después de penar varios días por no poder estar con sus familiares y desde allí comunicó su no continuidad en el Xeneize. Lo hizo con el Consejo de Fútbol y también con el propio Russo, alegando problemas personales y pidiendo que no ejecuten la opción de compra.

Con su salida Boca pierde un central que hasta la llegada de Russo había sido un recambio (24 partidos en todo 2019) y que con el nuevo ciclo en marcha había mostrado su mejor versión jugando los nueve partidos del año, beneficiado por la lesión de Lisandro López. Alonso demostró solidez, temperamento, anticipo y buena salida, condiciones ideales para un equipo protagonista y que fueron determinantes a la hora de optar por su continuidad.

Leé también: Como la primera vez

Por otro lado hay que decir que el club se ahorra una erogación importante en tiempos de inestabilidad económica. Boca debería reemplazarlo con los jugadores que tiene disponible: López e Izquierdoz fueron la dupla central durante todo 2019 y lo habían sido en el comienzo del 2020 hasta la lesión de Licha, también está Zambrano, central de selección, y el juvenil Ávila que llegó de Rosario Central hace mas de un año, lo hizo debutar Miguel Russo y de quién se habla muy bien, además de las regresos de Heredia y Goñi de sus préstamos.

El entrenador lo quería, Boca estaba dispuesto a comprarlo pero Alonso eligió seguir en otro lado. Si bien el propio jugador justificó su salida por motivos personales, parece difícil no pensar en que el factor económico influya. Con esta situación, la dirigencia Xeneize deberá estar atenta a que no se repitan casos similares, en contextos de crisis económica como la que se avecina hay que cuidar los activos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

¡Vuelve Boca!

El Xeneize regresará a la acción después de seis meses de inactividad y en MuyBoca palpitamos el partido ante Libertad con un nuevo podcast.

Son todos Boca: Juan José López

«Son todos de Boca» es la columna que recorre ídolos de otros clubes que tuvieron su paso por el Xeneize. Hoy es el turno de Juan José López.

Así llegan

A días del reinicio de la Copa Libertadores te contamos la actualidad de los tres rivales de grupo que tendrá que enfrentar Boca para asegurar un lugar en octavos.