Los ídolos en Boca

Con la firma de su contrato, Tevez le puso fin a una novela mediática que contó de demasiados capítulos. El referente y capitán se queda en casa.

‘Carlitos’ continuará agrandado su historia en Boca. Esa en la que ya lleva 10 títulos ganados, 246 partidos disputados y lo tiene dentro del top 15 de goleadores de la institución con 85 gritos. Esa en la que escribió una página dorada en los últimos partidos que se disputaron en el 2020, siendo clave para arrebatarle un título al River de Gallardo. Esa que arrancó hace casi dos décadas y hoy sigue vigente.

La negociación se estiró más de lo que uno hubiese deseado. El hincha Xeneize sufrió una situación desgastante donde un referente histórico y actual empleado de Boca, como es Bermudez, cruzó mediáticamente a Tevez generando un clima negativo e innecesario para la situación que se vivía: un fútbol parado hace más de tres meses y Boca como último campeón con Tevez como figura destacada.

Riquelme, quien parecía tener una actitud pasiva ante el conflicto mediático, fue quien destrabó la situación con una charla con el propio Tevez. El vicepresidente de Boca puso paños fríos y logró la continuidad de Carlitos para cumplir una de sus promesas en campaña: “Como director de fútbol de Boca quiero a Tevez en el equipo, siempre”, había declaro días antes de las elecciones.

La historia de Boca y Tevez sumará más capítulos. Esta nueva dirigencia que prometía un cambio con respecto a la anterior y el trato hacía los referentes parecía repetir la historia, pero después de dos semanas de idas y vueltas hubo final feliz. El ídolo se queda en casa.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Cómo ver gratis el Boca-River y en calidad HD

Los equipos de Miguel Ángel Russo y Marcelo Gallardo se verán las caras en La Bombonera por los cuartos de final de la Copa de la Liga.

¿Será otra historia?

Boca vuelve a visitar a Santos después de la goleada que sufrió en enero pero el panorama es distinto: el equipo de Russo busca encaminar la clasificación en la Libertadores antes del Superclásico.

Un Boca rejuvenecido

Russo puso a los pibes, ellos ganaron confianza y Boca ganó más que partidos: el Xenezie extendió su plantel y consolidó una idea de juego que se plasma cada vez que los juveniles están en cancha.