Por la épica

Boca tuvo una semana agitada con la aparición de un brote de contagios dentro de la burbuja. Actualmente el Xeneize tiene 22 contagiados y así encara la competencia oficial que arranca en diez días.

Se pinchó la burbuja y el equipo que dirige Miguel Russo sufrió un contagio masivo en la concentración. En la actualidad solo hay diez jugadores entrenando con normalidad y a diez días de reanudar la actividad en la Copa Libertadores no se sabe a ciencia cierta que equipo podrá poner en cancha Boca. A continuación un repaso de todo lo que sucedió en la burbuja en los últimos días.

  1. El lunes, diferentes periodistas y medios empezaron a hablar del brote de COVID en Boca. Desde el club no hubo aclaraciones.
  2. El martes se escuchó la primera voz desde adentro: el doctor Rubén Argemi. No logró aclarar casi nada y dejó una declaración preocupante: «Fuimos algo permisivos».
  3. El miércoles, el club sacó un comunicado oficial confirmando 18 casos de COVID positivo. Por la tarde habló el doctor Jorge Batista: fue mucho más claro, habló de un falso negativo que contagió al resto y se comenzó a diagramar la vuelta a las prácticas.
  4. El jueves, de a poco, llegaron buenas noticias: Miguel Ángel Russo dio negativo. Iván Marcone también se había recuperado y 14 futbolistas se entrenaron en Ezeiza. Además, Gonzalo Maroni y Edwin Cardona continúan con su ejercitación fuera del predio.
  5. El viernes, finalmente, habló el presidente Jorge Amor Ameal, quien insistió en la teoría del falso negativo. Declaró que Boca realizó el protocolo al pie del reglamento.
  6. El domingo, nuevamente, las malas: cuatro casos positivos más. El club hasta hoy lunes por la mañana no informó nombres ni dio más precisiones.

En estos días se terminará de develar quiénes mantienen y quiénes no el virus. Todos aquellos que den negativo podrán volver a las prácticas el miércoles y llegarían con lo justo al partido por Libertadores: Boca, así, va a ir con titulares (salvo aquellos que otra vez den positivo). Si la situación de reanudar la Copa con poco más de un mes de preparación ya era preocupante, hacerlo con este parate en el medio -con las consecuencias físicas y psicológicas que acarrea- suena a una total locura. Sin embargo, Boca no pedirá postergar su encuentro con Libertad y encarará el viaje a Paraguay, al que afortunadamente Miguel Ángel Russo no asistirá, sin haber jugado un partido en seis meses. El rival, por su parte, lleva ya 10 encuentros oficiales, con un récord de cuatro victorias y un empate en los últimos cinco. El circo de Conmebol no sabe de parar.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.