Los dos Wanchope

El delantero xeneize convirtió en su primer partido como titular en el semestre y encendió el debate: ¿por qué no se afianza como el ‘9’ de Boca?

El equipo de Miguel Russo lleva un andar casi perfecto en este atípico 2020: solo perdió puntos en tres empates en los quince partidos disputados. Pero, curiosamente para un equipo ganador, la cuestión del delantero central es un punto de discusión. El entrenador eligió a Zárate a principio de año, pero las lesiones lo marginaron. Soldano tomó la posta y fue un obrero para el equipo, pero la falta de gol lo puso en duda. Wanchope entró y convirtió, pero no terminó de convencer al cuerpo técnico.

Ramón Ábila anotó cuatro goles en los diez partidos que disputó en el 2020, un buen promedio para cualquier delantero de la primera división. El número superlativo de su capacidad goleadora recae en que en el año convirtió un gol cada 99 minutos jugados. Por estadísticas, Wanchope es el mejor delantero que tiene a disposición Russo: Soldano convirtió un gol en doce partidos, mientras que Zárate y Bou no convirtieron habiendo disputado tres encuentros cada uno.

Desde que llegó en enero de 2018, Wanchope ha convertido 31 goles en 73 partidos, respetando la eficacia que también se refleja en este año de 0.42 goles por partido. Además muchos de esos festejos sirvieron para sumar puntos claves para lograr las Superligas 2017-2018 y 2019-2020 y otros en instancia definitorias de la Copa Libertadores.

Entonces, ¿por qué no termina de afianzarse como el centrodelantero de Boca? Las lesiones han sido el gran problema de Ábila: entre 2019 y 2020 sufrió seis problemas físicos, cinco de ellos musculares, que han atentado contra su continuidad como el ‘9’ Xeneize. Ya en 2018 había quedado marcado tras sufrir lesiones musculares que le impidieron disputar en óptimas condiciones partidos importantes. Su salud física despierta dudas e invita constantemente a buscar un reemplazo en cada mercado de pases.

El extraño caso de Wanchope Ábila. Por un lado es un delantero que tiene números superlativos y goles importantes como para tener un gran reconocimiento. Por el otro es un jugador que ha tenido muchos problemas físicos, en momentos determinados, que lo dejaron marcado. Con cuál tendrá que contar Russo es una incógnita aunque hay una certeza: el entrenador supo reemplazarlo con goleadores alternativos.

Comentarios

  1. Dani Alves decía que las lesiones eran parte de la profesión, que si no jugara, no se lesionaría, no entiendo a los que pretenden que los jugadores sean robots

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Es oficial y nos ilusionamos: cada vez falta menos para volver a La Bombonera

El ministro de Deporte, Matías Lammens, dio nuevas noticias sobre el regreso del público al fútbol.

¿Se va? El titular que presiona para irse en la previa del Superclásico

Sebastián Villa retiró sus pertenencias del club y apura su salida a Brujas, a horas de enfrentar a River en la Copa Argentina. Por ahora, la oferta no satisface las pretensiones del Consejo de Fútbol.

Después de varios días «oculto» reapareció Carlitos Tevez

El Apache descansa y aprovecha sus días lejos del fútbol.