Sufrir para seguir

El Xeneize se clasificó por penales a los cuartos de final pese a sufrir una derrota en la Bombonera por 1-0 ante Inter de Porto Alegre. Boca fue más efectivo en la definición: se impuso por 5-4.

Simpatizantes sub 25 tal vez no hayan visto la final con Cruz Azul. Boca se había traído un 1-0 del Azteca, jugó mal en la Bombonera, perdió por igual resultado y terminó levantando la Copa después de un penal que se fue encima del travesaño. Acá hablamos de una clasificación a cuartos: hay necesidad de mejorar, pero eso no impide el derecho de sentirse contento. Como en 14 de sus 16 participaciones del 2000 a la fecha, el equipo está entre los ocho mejores del máximo torneo regional.

Con el regreso de los suspendidos Rodinei y Cuesta, más los recuperados Moisés y Edenilson, Inter ofreció una versión muy superior a la de una semana atrás en Porto Alegre. Recordemos que el Colorado era líder del Brasileirao hasta que la salida de Eduardo Coudet en plena competencia le generó una crisis inesperada (no todas son patrimonio de Boca).

Si a los cinco minutos hubieran expulsado al lateral izquierdo gaúcho, quizás habría sido menos desfavorable el desarrollo del primer tiempo, pero después de las cosas que han sucedido desde 2014 -con o sin VAR- no vamos a escandalizarnos por un fallo arbitral. Mucho menos podemos sorprendernos si el involucrado es el mismo que dirigió las tres últimas definiciones de River.

La mesura de Russo, luego de haber ganado la quinta llave consecutiva de Libertadores como DT xeneize, indica su preocupación por el bajo rendimiento, en especial hasta el gol en contra. Además de cuestiones tácticas para revisar, es clave el nivel de las individualidades, su capacidad para imponerse en los duelos defensivos/ofensivos y para levantarse tras una adversidad. Fabra ya dio una señal positiva con su segura ejecución en los penales. Otra duda, planteada con una expresión del básquet, es la profundidad del banco: cuántos de los suplentes son capaces de revertir situaciones negativas.

Si se ha dicho y escrito que algunos Boca campeones jugaban mal y feo, es previsible que se lo castigue por una actuación como la de anoche. Tampoco es tan incómoda la autocrítica después de haber pasado la serie.

Comentarios

  1. Marcelo: La critica facilonga es decir -no hay 9- pero lo que veo es esto. Con la llegada de Cardona, se recupero juego de buen pie en el sector medio izq, que es donde mejor rinde, jugando con Tevez (que es el 9) y Salvio y Villa por las puntas. Pero la salida del tan criticado Soldano vino con falta de presion en la salida del rival, la ayuda q le hace falta al medio en la recuperacion, y que el equipo en posiciones de ataque, Soldano hacia el trabajo sucio q nose ve, de ir a pelear el lugar entre los centrales rivales y liberando espacios para q Tevez, con su pique corto y su habilidad haga el trabajo lindo q se ve(los goles, las grandes jugadas). Soldano tiene q entrar por Villa o Salvio, es indistinto, ya q con uno de ellos en el banco, en el momento q las piernas empiezan a pesar, la entrada al campo de uno de ellos generaria un cambio de velocidad, q en este momento, Obando no ofrece. Como decia el viejo nefasto, por lo menos asi lo veo yo, desde hace 3 o 4 partidos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Cómo ver gratis el Boca-River y en calidad HD

Los equipos de Miguel Ángel Russo y Marcelo Gallardo se verán las caras en La Bombonera por los cuartos de final de la Copa de la Liga.

¿Será otra historia?

Boca vuelve a visitar a Santos después de la goleada que sufrió en enero pero el panorama es distinto: el equipo de Russo busca encaminar la clasificación en la Libertadores antes del Superclásico.

Un Boca rejuvenecido

Russo puso a los pibes, ellos ganaron confianza y Boca ganó más que partidos: el Xenezie extendió su plantel y consolidó una idea de juego que se plasma cada vez que los juveniles están en cancha.