Son todos de Boca: Fernando Riera

«Son todos de Boca» es la columna histórica que recorre ídolos y emblemas de otros clubes que también tuvieron su paso por el Xeneize. En esta edición te contamos el paso de Fernando Riera, una leyenda del fútbol chileno.

Si querés leer todos los lunes más historias de «Son todos de Boca» suscribite al newsletter de Muy Boca. Hacé click acá.

Ni el Loco Bielsa ni su imitador Sampaoli, tampoco los antiguos Scopelli y Cantatore, mucho menos Borghi o Pizzi: el mejor técnico de la Roja fue Fernando José Riera Bauzá (1920-2010). Sobresalió como wing ambidiestro en Unión Española y Universidad Católica, fue mundialista en 1950 y el primer futbolista chileno que jugó profesionalmente en Europa. Se recibió de entrenador en Francia y empezó a trabajar en Portugal.

Lo repatriaron en 1957 para que asumiera en la Selección de su país, anfitriona del Mundial 62. Un meritorio tercer puesto, tras la victoria sobre Yugoslavia en el match por la medalla de bronce, lo proyectó al mercado internacional. Fue contratado por Benfica, el cuadro portugués de La Pantera Eusebio, que en 1963 se clasificó por tercera vez consecutiva a la final de la Copa Europea, actual Champions League.

A Riera le gustaba un estilo de pases, ofensivo, vistoso. El presidente Armando creyó en junio de 1971 que era la persona indicada para reemplazar al correntino José María Silvero, campeón en diciembre del año anterior y corrido del puesto luego de la batahola copera con Sporting Cristal (entre tantos récords, Boca ostenta el de ser el único club dos veces descalificado por la Conmebol de torneos continentales).

Rompevientos y zapatillas Flecha azules con puntera reforzada durante los días de semana, traje cruzado de solapas anchas los domingos, el Tata Riera fue hombre de modos gentiles y discurso cuidado. Atendió amablemente la requisitoria de los medios al llegar a la institución. “A los directores técnicos es tan fácil contratarlos como expulsarlos, haciéndolos únicos responsables de los malos resultados. En realidad, esa responsabilidad deberían compartirla con los jugadores… Sin olvidar que también son culpables ciertos periodistas: a través de comentarios sofisticados han creado un idioma que tiene influencia sobre el público, que se deja llevar equivocadamente por ellos”, le dijo el chileno a Mario Ruzza, máxima autoridad del célebre semanario Así es Boca.

Lejos de cualquier complacencia, la revista lideró una virulenta campaña para que el trasandino incluyera entre los titulares a pibes de una brillante Tercera división. Se reclamaba desde sus páginas color sepia por el 10 y el 11: Osvaldo Potente y Enzo Ferrero. Tanta insistencia se vio correspondida en las últimas fechas del Nacional 71, cuando el Cabezón y Picky se destacaron en otro 2-0 a Racing y un 5-0 a Vélez.

El arranque del Metropolitano 72 fue para entusiasmarse. De visitante, liberada de presiones, una formación con mayoría de jóvenes ofrecía una versión elegante y demoledora: 5-0 a Ferro, 4-0 a River, 7-1 a Estudiantes y 4-1 a Vélez (descontó Bianchi). El rendimiento decayó de manera notoria en la segunda parte de esa primera rueda y Riera acabó yéndose antes de cumplir un año.

Además de aquella declaración premonitoria sobre los influencers de la prensa, dejó una perlita. En la goleada del 12 de marzo, en el Monumental, alineó a Sánchez; Suñé, Nicolau, Rogel y Marzolini; Peracca, Medina (Bongiovanni) y Potente; Ponce, Curioni (Ovide) y Ferrero. A falta de 12 minutos, tras el segundo gol del Tula Curioni, echaron a Silvio -en su condición de capitán- por “exceso en los festejos”. Boca terminó entonces con diez jugadores, de los cuales nueve se habían formado en sus Inferiores. Y podrían haber sido todos, con Mouzo en lugar de Rogel. Estaba para cantar que le den Candela.

Comentarios

  1. Jajaja » por exceso en los festejos» , el árbitro probablemente era gayina.
    En esa época 1972 , tenía 8 años y me gustaba escuchar a Boca sentado en la terraza con mí sillita de mimbre y una radio Spica escuchando al gran Bernardino Veiga!
    Que jugadores buenísimos, realmente no tenía idea que Riera promovio al GRAN Patota Potente y al fenómeno del piqui Ferrero. Excelente Marcelo, gracias por el recuerdo, aguante Boca!!

  2. Me alegra que te haya gustado, Tano. No podría precisar si aquella tarde escuché a Bernardino o a Daniel Adrián, otro muy buen relator de la época.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El ánimo alto» por Marcelo Guerrero

El Xeneize superó a Sarmiento de Junín en una Bombonera repleta y se acomodó en la tabla anual. Fue por 2 a 0 con goles de Luis Vázquez y Frank Fabra.

«Un Boca en crecimiento», por Marcelo Guerrero

El Xeneize superó por 3-0 a Aldosivi en Mar del Plata y sigue prendido en la tabla anual. Los niveles de Cardona y Almendra y las vueltas de Salvio y Villa agrandan el plantel de Battaglia.

Los números del nueve

Luis Vázquez es una de las gratas noticias del semestre xeneize: el delantero se afianza a fuerza de goles en la primera que dirige Battaglia y analizamos sus números.