Defensores de Boca

Si nuestra propia gente no cree en el equipo y en sus jugadores, si no valora sus logros, ¿quién lo va a hacer?

Cientos de hinchas se alarmaron al enterarse de que el equipo no había pateado al arco en el partido del domingo, como se ocupó de difundir la cadena nacional (B) de los medios. Anoche, con una formación que había aumentado los temores de quienes ya desconfían por naturaleza, Boca tiró 25 veces. El dato no parece haberles interesado a los paneles periodísticos. A principio de la segunda etapa, cuando un remate en el horizontal sacudió la valla de Agustín Rossi, la transmisión de TV colocó una placa debajo del marcador parcial para informar que en ocasiones de gol la ventaja era apenas 2-1. A falta de porcentajes de posesión, algo se les iba a ocurrir…

Seguramente se relativizará la victoria por el nivel del adversario. No sucede lo mismo si el resultado es desfavorable. O sea: el rival cuenta cuando Boca gana y deja de importar cuando no lo hace. Se insiste en esto porque, bajo la conducción de Miguel Russo, el bicampeón argentino apenas perdió seis de los 40 encuentros oficiales disputados desde 2020 y por momentos lo presentan como el peor de la comarca.

La misma lectura tendenciosa se viene realizando desde tiempos remotos con las Inferiores del club. Ayer jugaron Zeballos, Varela, Almendra, Obando (figura) y Medina. Afuera estaba Capaldo. Todos demostraron aptitudes técnicas y físicas. Necesitan apoyo y rodaje, un entorno sano, sin ese minuto a minuto enfermizo que agobia desde las redes. Porque después los pibes se van, terminan en PSG, Lazio o Juventus, y acá encima tenés que escuchar a algunos/as que te dicen: «Yo nunca lo vi jugar bien».

Comentarios

  1. Ya es obsceno cómo operan los medios gayinas en contra de Boca. Intentan horadar, lastimar, descalificar todo lo nuestro. Se olvidan que semejante movida y operaciones en contra de Boca, más temprano que tarde terminará de descubrirse, porque irán perdiendo cada vez más credibilidad por lo grotesco de sus dichos… poca gente les creerá.

    Por otro lado me pone contento que se le sigan dando oportunidades y rodaje a los pibes, hay que seguir foguéandolos, ahí está el camino, nuestros pibes. Tenerles paciencia, apoyarlos, alentarlos.

    Excelente análisis Marce, Abrazo bostero!!

  2. Los bosteros más jóvenes tienen que saber que hace 20 o 25 años rondaban por TV personajes como Guillermo Nimo o José Sanfilippo. Eran unos personajes payasescos, que buscaban la polémica con los comentarios y eran tomados mas o menos en joda por todos. Personajes de tercera o cuarta línea del mundo del fútbol. Hoy hay 10 programas con 6 o 7 panelistas y en todos hay 3 o 4 Sanfilippos. Alguien debería avisarle a Ruggeri que se convirtió en Sanfilippo. Que mal le hace Vignolo al futbol. Las reglas de los programas de chimentos hoy se adueñaron de todo. De seguir así las generaciones venideras van a ver el fútbol con el mismo rechazo que a muchos hoy nos provoca el Bailando por un sueño. Limpiemos toda esa porquería y sólo queda el amor por boca (en nuestro caso). Ojalá ganemos todo con Miguel en el banco. Abrazo bostero.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Podcast: Vamos, vamos, los pibes

Con la llegada de la nueva CD parece que se ha abierto una puerta para que los chicos de inferiores tengan más participación en Primera. ¿A qué se debe?

Obligado a ganar

Boca, fuera de los clasificados en la Copa de la Liga, recibe a Atlético Tucumán y necesita un triunfo para arrancar con más espalda su camino por la Libertadores.

Escasez de variantes

Boca cayó en Santa Fe ante Unión con muy poca reacción en el segundo tiempo. El equipo no supo cómo torcer la historia y evidenció la falta de alternativas.