Obligado a ganar

Boca, fuera de los clasificados en la Copa de la Liga, recibe a Atlético Tucumán y necesita un triunfo para arrancar con más espalda su camino por la Libertadores.

La derrota ante Unión acrecentó las dudas sobre el funcionamiento de Boca, que ni siquiera con el regreso esperado de Edwin Cardona mostró una mejora. El Xeneize comprometió su futuro en la Copa de la Liga y necesita una victoria ante Atlético Tucumán este sábado para iniciar su camino en la Libertadores con algo de respaldo en el ámbito local. Hoy el equipo de Miguel Ángel Russo está quinto en el Grupo B y fuera del grupo de los clasificados a la próxima etapa.

El entrenador mete mucha mano en el armado del 11 dejando en claro que el objetivo principal es la Libertadores, en la que Boca tendrá un debut complicado visitando a The Strongest el próximo miércoles en la altura de La Paz. Por una molestia muscular, Marcos Rojo será preservado y el Xeneize cambiará el esquema volviendo a una línea de cuatro en el fondo. Agustín Rossi reemplazará a Esteban Andrada en el arco y Lisandro López a Carlos Zambrano por haber sido contacto estrecho de un caso de COVID-19.

Los juveniles Cristian Medina y Alan Varela se suman a Agustín Almendra para conformar un mediocampo formado exclusivamente por jugadores de inferiores. Por último, Mauro Zárate ingresará por Cardona, otro de los reservados para el estreno por la Copa en Bolivia.

Boca, con un esquema de 4-3-1-2, recibirá a Atlético Tucumán este sábado a las 18:00 (estaba previsto a las 21:00 pero se adelanto por las restricciones en el AMBA) por la décima fecha de la Copa de la Liga con los siguientes 11: Rossi; Buffarini, López, Izquierdoz, Fabra; Medina, Varela, Almendra; Tevez; Villa y Zárate.

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.