Un Boca de chicos

Con un gran partido de los juveniles, el Xeneize derrotó a Atlético Tucumán y se acomodó en su zona por el torneo. Con la Libertadores en la mira, habrá que acostumbrarse: se vienen varios minutos para los pibes.

Cristian Medina es el único futbolista de Boca que entró en los 12 partidos de esta temporada. Sebastián Villa, titular sin reemplazos en 11 encuentros, es el que más minutos (990) lleva disputados. Los dos fueron responsables de que el equipo se adelantara 2-0 tan rápidamente, algo que no sucedía desde febrero de 2018: 4-2 a San Martín de San Juan (Tevez + Pavón).

Medina y Villa tienen continuidad y eso le da al jugador un elemento que todo entrenador estima clave: confianza. Puede ocurrir que alguien con escasa intervención, como ha sido el caso de Agustín Rossi, cumpla cuando es requerido, pero la regla es que el rendimiento crece con la competencia. Hablamos de este nivel: si a Medina, quien cumplirá 19 años el 1 de junio, le faltaran condiciones físicas, técnicas y mentales no estaría hoy en la Primera de Boca.

Jugar seguido es una ventaja que deja de serlo cuando la frecuencia aumenta a un partido cada tres o cuatro días, con viajes intercalados de visitante y también de local si se confirma la apretada de Conmebol para no modificar el horario nocturno. En el horizonte de Boca, de acá a mitad de mayo, asoman The Strongest, Huracán, Santos, Lanús, Barcelona, Patronato, nuevamente los brasileños y algún rival de la Zona 1 si se clasifica entre los cuatro primeros de la 2.

Por decisión y por necesidad, en los porcentajes que cada uno calcule, Miguel Russo puso en pista a los modelos jóvenes de la escudería. Capaldo, Almendra, Obando, Medina, Varela e incluso Zeballos demostraron que son capaces de responder ante una mayor exigencia. Es probable que la simultaneidad de compromisos obligue a promover a otros. Esta Libertadores verá a un Boca con varios chicos, como pocas veces. Las ambiciones son máximas, como siempre, aunque por razones de salud evitaremos la obsesión.

Comentarios

  1. Como se dijo varias veces aquí, hay que seguir dándole rodaje y oportunidades a los pibes!. Los pibes se criaron en Boca y no les pesa la camiseta, solo falta darles más y más partidos, contenerlos, apoyarlos, enseñarles. Hay muy buena camada de jugadores actualmente. Bien por Russo.
    Aguante Boca!!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Cómo ver gratis el Boca-River y en calidad HD

Los equipos de Miguel Ángel Russo y Marcelo Gallardo se verán las caras en La Bombonera por los cuartos de final de la Copa de la Liga.

Un Boca rejuvenecido

Russo puso a los pibes, ellos ganaron confianza y Boca ganó más que partidos: el Xenezie extendió su plantel y consolidó una idea de juego que se plasma cada vez que los juveniles están en cancha.

Son todos de Boca: Lamas, Magnano y Hernández

«Son todos de Boca» es la columna histórica que recorre ídolos y emblemas de otros clubes que también tuvieron su paso por el Xeneize. Hoy nos animamos a cambiar de deporte: los mejores DT del básquet también pasaron por nuestra institución.