La Copa no es un trámite

Boca, con rotación y cansancio, cayó en Guayaquil por 1-0 ante Barcelona. La diferencia de gol y la victoria en La Paz pueden ser fundamentales para definir la clasificación.

De la primera hora en Guayaquil puede decirse que Boca trabajó a reglamento, casi como una protesta silenciosa por tener que jugar domingo y martes. De los 15 minutos posteriores al 0-1 debe aceptarse que faltaron reflejos para activar el plan de emergencia. Y de los últimos 10 solo cabe lamentar las oportunidades perdidas, valorando esas dos llegadas al fondo de Zeballos que lo proyectan como un valor interesante (sería mejor probarlo en amistosos que en la Libertadores, pero así está armado hoy el fixture).

Llama la atención leer a habitantes de las redes que todavía son incapaces de sumar goles a favor y en contra. Naturalmente que el próximo partido contra el subcampeón 2020 y 2003 es importante, pero de ninguna manera define la clasificación. Algunos/as se alarman por las goleadas de Barcelona y Santos a The Strongest, comparándolas con el corto 1-0 de Boca. No fueron en La Paz, gente. Después de un par de semanas tranquilas, quizás generó cierta alteración el empate de Las Gladiadoras…

Si la derrota de anoche sirve para recordar que nunca es un trámite sencillo avanzar de fase, al menos es un consuelo. Ya con los titulares descansados, Boca irá el martes 11 a buscar un resultado que lo acerque a octavos. Desde el 2000 siempre consiguió ese objetivo, así que con calma.

Por @lucasg91

Comentarios

  1. Leí también muchos hinchas «neeviosos» porque hay que ir a brasil. Después nos quejamos de Ole. Del partido, se falló quiza con la demora de los cambios, pero jugamos cada 3 días y damos batalla en todos los frentes, principalmente gracias a Miguel que encontró donde nadie buscaba.
    Aguante boca.
    Saludos bosteros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.