Permitirse disfrutar

Boca le ganó a River por penales, se sacó la espina con el clásico rival en eliminaciones directas y alcanzó la semi de la Copa de la Liga. Tevez, otra vez emblema.

Así como Maradona imaginó metáforas maravillosas sin haber pisado la Facultad de Letras, Riquelme también es capaz de encontrar palabras adecuadas fuera de la biblioteca. Al actual vicepresidente se le ocurrió un adjetivo justo para este triunfo: necesario. Rojitas -otro ajeno a la lectura de grandes autores- se preguntó después de la definición en su cada vez más activa cuenta de Twitter: «¿Azar?».

Tevez es la continuidad vibrante de estos ídolos, por origen, potrero, carisma e identificación con Boca. Hay que cuidarlo a Carlitos y ayudar a que su última etapa en el club sea feliz. Ayer desacomodó a uno de los caudillos rivales, puso el 1-0, se bancó patadas y acertó el primer penal.

«No ganábamos nada pero íbamos al frente», repiten hinchas con nostalgia por los 80. Discutimos en otro momento esa etapa. Mientras, si tanto demandan esfuerzo y tesón, sigan los partidos del que ayer jugó de 2. Cuando Bermúdez declaró que en Boca hacían falta defensores de verdad, omitió agregar: «Que sean como Izquierdoz».

De forma vaga, imprecisa, abunda gente que desgasta teclados con su queja por escaso compromiso, tibieza en situaciones difíciles, endeblez anímica, tatuajes extraños (Palermo tenía varios y metió 236 goles…). Con mucho afecto, va una consulta a la tribu de inconformistas: ¿existe momento más límite en el fútbol, de mayor tensión emocional, que una serie de penales para resolver una clasificación? Repasen las de Boca desde 2016 hasta la fecha y permítanse unos días para disfrutar.

Comentarios

  1. Excelente análisis Marcelo … Ojalá esta nueva camada de jugadores jóvenes del Club-que tal parece están a la altura de Boca-, puedan seguir aprendiendo a través de los ídolos actuales y los de otras épocas gloriosas incluso.

    Estamos volviendo a la senda de la normalidad… Agradecimiento a Riquelme, que tiene las cosas claras.
    Y cuando los árbitros, la Conmebol o lo que sea no ayudan a las gallinas, les ganamos… la historia así lo demuestra. Fué muy importante que este grupo -sobre todos los pibes- hayan vivido este partido como referencia de éxito, de cara al futuro. Si todo va bien, y si el virus quiere, puede servir de envión para lo que viene. Aguante BOCA!!

Responder a EL TANO Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«El Único Grande, en carrera», por Marcelo Guerrero

Boca derrotó por penales a Patronato y se metió en las semifinales de la Copa Argentina. El Xeneize busca quedarse por cuarta vez con el trofeo federal.

“Cada vez más solido”, por Marcelo Guerrero

Boca ganó en Tucumán y sigue en levantada: Battaglia está invicto y suma variantes para el plantel.

«Boca compite», por Marcelo Guerrero

El Xeneize no pasó del 0-0 ante Defensa y Justicia pero dejó algunas sensaciones positivas: aunque está lejos en el torneo, mantiene el protagonismo en cada partido.