El fin de la era de los héroes

Se retiró Carlitos, el último paladín de la Casa Xeneize, y, con él, se muere, un poco, nuestra infancia y juventud. Gracias, Carlitos, por hacernos creer.

En la escuela de periodismo nos enseñaron que nunca hay que escribir en primera persona. En el oficio impera la objetividad con la información y, para eso, se debe ser impersonal. Pero hoy te quiero hablar a vos, que, seguramente como yo, creciste viendo a estos tipos que parecía que podían lograr lo imposible. Y repetirlo. Y si no creciste con ellos, al menos te hicieron respirar aires de gloria durante más de una década. Por eso, quizás, este adiós sea una píldora tan dura de tragar: esta despedida, esta vez definitiva, representa el final de la era de los héroes.

Tevez debutó cuando era Carlitos. Yo tenía 10 años y en la pared de mi cuarto ya me acompañaban Román y Martín. Si bien nunca llegó a ser mi póster, supo ser el fondo de pantalla de mi primera computadora. Pero también fue el wallpaper del celular de mi hermano, que nació en el 2000 y recién pudo disfrutarlo en una cancha cuando volvió de conquistar Europa. Él no vivió la triple corona del 2003, ni la gallinita en el Monumental, pero lo vio levantar la Champions League y ser ganador con cada estandarte que defendió. Estoy seguro de que más de uno de ustedes, amigos lectores, tendrán alguna historia similar. Allí está la esencia del Apache: traspasar barreras. Ser mural en Fuerte Apache y en Manchester.

Pero esto no se trata solo de él. Esto se trata del punto final que significa su retiro. Para nosotros, que gritamos los 236 goles de Palermo, gozamos con la magia de Riquelme, nos paramos con cada desborde de Guillermo o el Chelo, festejamos las barridas de Bermúdez y Schiavi, vibramos con el Seba y el Chicho y ovacionamos a tantos otros, su partida nos deja sin emblemas que salgan a la cancha. Para nuestra generación, la que se levantaba a la mañana para ver cómo estos paladines derrumbaban los castillos de los más poderosos, es, un poco, la muerte de nuestra infancia y juventud. Un poema épico que llega a su fin.

¿Quién va a venir, ahora, a rescatarnos? ¿Quién se va a poner la ‘10’ y va a llevar la cinta, cual insignia acompañada por la mística espiritual del Dios Diego? Queda alguno girando por el mundo, es cierto. Pero ninguno como él, un verdadero campeón de la Casa Xeneize. Nadie es digno de su escudo. Desgraciadamente, esto no es una película de Marvel. En esta época en la que los mejores de nosotros se van rapidito, construir esas identidades con las que poder identificarse parece ya una cosa del pasado. Las leyendas son narrativas cada vez más fabulosas.

Mucho podrá decirse de su nivel en los últimos años. Para algunos habrá sido bueno, para otros malo y para la mayoría regular. Todo debatible. Indiscutible es lo que significó para el club y para el fútbol argentino. Fuimos mejores por tenerlo y afortunados de que sea nuestro. Gracias, Carlos, por hacernos creer en cuentos de fantasía.

Podcast: El fin de la era de los ídolos

Se fue Tevez de Boca, y con él, se acaba la infancia de mucho de los hinchas. Esa niñez vinculada a los posters, a los ídolos, a los superhéroes de carne y hueso que hacían lo imposible en la cancha. Se termina, también, la época dorada de Carlos Bianchi, con su último representante en el club. ¿Y ahora? ¿Qué es lo que vendrá? De esto y más charlamos en este nuevo episodio.

Escuchá en Spotify o Google Podcast.

Por @gerbo__

Comentarios

  1. Excelente también. Estoy emocionado desde anoche con la partida de Carlos. Se va un enorme jugador, uno de los más grandes de la historia, de Boca y del fútbol argentino.

    Aprovecho para agradecer este espacio de periodismo bostero. Se los digo de todo corazón (lleno de sangre «azul y amarilla», como la de Carlos). Son un bálsamo para lo que amamos el juego y la camiseta de Boca, para los que todavía queremos leer y pensar, para los que no nos dejamos llevar por toda la mierda que rodea al fútbol y todas las porquerías que diariamente se dicen sobre nuestro club.

    Abrazo bostero.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un Boca anti negativo», por Marcelo Guerrero

El Xeneize derrotó a Central en Arroyito con autoridad y dando vuelta el resultado para cortar una racha de 15 años sin triunfos en ese estadio. El equipo va creciendo.

Podcast: Es la hora de Battaglia

En un nuevo episodio de Planeta MuyBoca ft. Chu Cossar analizamos el arranque del ciclo de Battaglia en la primera Xeneize. ¿Cuál es su estilo? ¿Qué cambió?

«Vaso medio lleno», por Marcelo Guerrero

Boca no logró convertirle a Racing pero mantuvo la solidez defensiva y dejó ver algunas sanas intenciones en la zona de volantes. El equipo de Battaglia gana en posesión y es superior a sus rivales.