Después de varios días «oculto» reapareció Carlitos Tevez

El Apache descansa y aprovecha sus días lejos del fútbol.

“Un miércoles cualquiera…” Así comienza la historia que Andrés Vignoni, dueño de una bodega, aún no pudo terminar de procesar. Todo ocurrió en Ruta 7 y Costa Flores, Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina, lugar que el miércoles por la noche visitó Carlos Tevez de manera inesperada para sorpresa de todos, fundamentalmente del hombre que contó lo ocurrido con un particular posteo en sus redes sociales.

“Anoche (tarde) me llamó mi amigo @diego.reyes.52643 y me dijo: ‘Estoy con el número 1 y mañana tiene ganas de ir a probar tus vinos’”, reza el posteo en su continuidad, y agrega como cierre: “Hoy la vida y el vino me regalaron otro momento único; conocer la enormidad de persona detrás del ídolo fue hermoso. Gracias @_carlitostevez y familia por la camiseta y las copas compartidas, son con seguridad las primeras de muchas!”.

A partir de esta publicación, que vino acompañada de imágenes de la visita de Tevez por la bodega, buena parte de Mendoza se revolucionó. Trascendió entonces que Carlitos está de paseo por esa provincia y que llegó manejando su propio vehículo, acompañado de su familia.

Tevez, alejado del fútbol desde que anunció su salida de Boca, el pasado 4 de junio, se dedica full time a su familia. Primero fueron vacaciones en Miami, a partir de lo cual se especuló con que su futuro deportivo podría estar en la MLS de los Estados Unidos, específicamente en el Minnesota United de su amigo Ramón Wanchope Ábila.

Pero lejos de oficializar cualquier vínculo con un club, el delantero siguió su hoja de ruta de descanso y por estos días lo hace en el hotel del Arena Maipú, donde disfruta con su esposa e hijos de, entre otras cosas, el turismo vitivinícola.

El futbolista fue la visita de lujo del lugar y dejó su marca con anécdotas, historias, charlas cordiales con los presentes y, claro, una camiseta de Boca que firmó en pleno ida y vuelta con Andrés, el incrédulo dueño del lugar, y a Diego Reyes, orfebre de la visita.

Los presentes, cerca de una decena de personas, tuvieron su foto con Carlitos, que se mostró sonriente y dispuesto para la ocasión. “Estuvo en Viña Cobos y llegó con su familia. Realmente, un tipo diez puntos”, le contó al sitio MDZ Andrés Vignoni, el winemaker de la bodega.

“Súper humilde, paciente, de perfil bajo. Impresionante su alegría. Con protocolos y cuidados, pero charló con todo aquel que le preguntaba algo y hasta se sacaba fotos ‘a lo lejos’. Muy buena onda”, agregó Andrés y develó. “Nos explicó que era muy nuevo en el mundo del vino y que recién ahora esta conociendo un poco, porque en su trayectoria deportiva nunca tomó alcohol. Recién ahora está aprendiendo”.

Fuente: TN Deportivo

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.