«Un Boca desconocido», por Marcelo Guerrero

El Xeneize sigue sin encontrarse en el torneo: derrota con Estudiantes con un equipo que cambia nombres pero no mejora.

Del plantel bicampeón 2017/18 permanecen Pavón, Fabra y Rossi. El Pavón de aquella época, asistidor de Benedetto y mundialista, ponía el 1-0 en Córdoba (la mandó por arriba) y en La Plata (se le fue por un costado). El Fabra de entonces llegaba tres o cuatro tiros hasta el fondo como en ese centro que Vázquez cabeceó afuera. El Rossi de hoy probablemente dé más garantías: los arqueros maduran en el ejercicio de la función y él tomó confianza después de ser decisivo para eliminar dos veces al clásico rival.

Rossi muestra la confianza que les falta a muchos de sus compañeros, varios de ellos campeones con esta camiseta. Si repasamos nombres, el nivel de la nómina actual es inferior al de las que disponían Guillermo, Alfaro y hasta el propio Russo al comienzo de su segundo ciclo, aunque tampoco son muchos más calificados algunos cuadros que sumaron unos cuantos puntos más en este arranque (sin olvidar la jodita de jugar dos fechas con la Reserva).

El cuerpo técnico tiene que encontrar algunas soluciones. Si la escasa generación de fútbol es uno de los problemas graves, tal vez sea momento de descartar la inclusión de tres centrales y sumar un mediocampista con capacidad para elaborar y conducir la pelota. Quizás ayude repetir una formación: Medina pasó en una semana de titular y modelo de Adidas a suplente sin minutos. Ramírez pide socios, además de amarillas para quienes lo bajan después de la primera gambeta. (#)

La gente también juega. No desde afuera, como seguramente ocurrirá pronto, pero puede ayudar en el día a día, evitando un pesimismo dañino, inmunizándose contra todos los virus anti Boca que circulan, especialmente la peligrosa cepa Disney. Como le dijo Riquelme a Bianchi en 2013, cuando volvió a un equipo que no era el de 1998: si vamos a sufrir, hagámoslo juntos.

(#) El árbitro Tello omitió la tarjeta a Noguera después de un pisotón a Briasco. Al rato lo amonestó por otra falta. Va como agregado, para que no se tome como principal explicación de la derrota.

 

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

Comentarios

  1. Que pesimismo? Es la realidad, no jugamos a nada, y lo que es peor, no se ve ningún signo de mejora, nada de lo que agarrarse como para creer que con éste cuerpo técnico podemos mejorar, todo lo contrario, cada ves jugamos peor, no metemos un gol, y no por falta de eficacia, sino porque no pateamos al arco

  2. Lo que me descoloca totalmente es que pensé que iban a seguir fogueando a los pibes. Sin embargo decidieron taponarlos con jugadores como Rolón o el mismo Fabra que NO VA MAS.

    Y esa parece ser una decisión institucional. Y me preocupa. Si asumimos este año como de transición, habría que darle muchos partidos a los pibes!!.

    Pero quedó claro que el MVA, Barco, y cia solo jugaron producto del covid o del antiboquismo de la Liga y no por decisión del DT, o el CF del Club.

    Boca no puede permitirse estar con tan pocos puntos y jugando tan mal.. Estos resultados ameritan un cambio de rumbo YA. Es como haber jugado en campeonato clausura o apertura y estar en últimas posiciones!

    Aguante Boca y nada mas!! Boca antes que cualquier nombre/ídolo o directivo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un Boca anti negativo», por Marcelo Guerrero

El Xeneize derrotó a Central en Arroyito con autoridad y dando vuelta el resultado para cortar una racha de 15 años sin triunfos en ese estadio. El equipo va creciendo.

Podcast: Es la hora de Battaglia

En un nuevo episodio de Planeta MuyBoca ft. Chu Cossar analizamos el arranque del ciclo de Battaglia en la primera Xeneize. ¿Cuál es su estilo? ¿Qué cambió?

«Vaso medio lleno», por Marcelo Guerrero

Boca no logró convertirle a Racing pero mantuvo la solidez defensiva y dejó ver algunas sanas intenciones en la zona de volantes. El equipo de Battaglia gana en posesión y es superior a sus rivales.