¿Quién es Miguel Russo?

La salida del entrenador de Boca es un hecho y en el Newsletter de esta semana hablamos sobre él: el otro entrenador campeón de América.

Si querés leer todos los lunes más historias de «Son todos de Boca» suscribite al newsletter de Muy Boca. Hacé click acá.

Reciben a los turistas entresemana, custodian la Bombonera por las noches y vibran cuando se juega fin de semana por medio: las estatuas del hall central de Brandsen 805 son parte de la mística del club. Hay diez en total: ocho fueron consecuencia de las carreras como jugadores de Riquelme, Palermo, Guillermo, Rojitas, Rattín, Marzolini, Suñé y Maradona. Las otras dos son para dos técnicos históricos, Carlos Bianchi y Juan Carlos Lorenzo. Ambos fueron campeones de América con el club, un logro que sólo Miguel Ángel Russo supo igualar. No se pretende que a Miguel se lo vuelva bronce, por lo menos no en este momento. Pero desde estas líneas vamos a empezar a pedir un poco de respeto para el ya ex DT xeneize.

Russo, tras obtener la Copa 2007 y hacerle ganar a Boca más de 20 millones de dólares por el pase de Ever Banega, volvió al club en 2020 a los 64 años, de la mano de Riquelme y tras superar un cáncer de vejiga del que se operó dos veces. Fue campeón de la Superliga 2020, un torneo que le birló a River en la última fecha provocando el festejo doméstico más importante de este siglo. No fue su única función contra el equipo de Gallardo, otrora verdugo del Xeneize: empató dos veces y lo relegó en la zona de la Copa Maradona, trofeo que también conseguiría; y lo eliminó en dos mano a mano en menos de tres meses. Amén de los resultados, su mayor aporte consistió en subir varios chicos a Primera y en haber recuperado a Carlos Tevez para que se despida en plenitud.

Pasemos a la parte que es tendencia en las redes sociales: la negativa. El nivel de juego del Boca de Russo ha ido de mayor a menor y los resultados, lamentable y lógicamente, han acompañado esa tendencia: hoy Boca está en el puesto 24° de la tabla tras seis fechas del torneo local. El plantel se desvalorizó por completo, en un rubro en que al DT también le cabe cierta responsabilidad. Semana a semana cambia el equipo, sin tener certezas del once titular del club. Y hasta los chicos han dejado de aparecer: los mejores pasajes de fútbol del año se vieron con Medina, Varela y Almendra en el mediocampo y ninguno vio minutos ante Estudiantes.

El desconcertante presente de Russo incidió en su futuro: no cumplirá los cuatro meses de contrato que le quedaban. Para ser sinceros, hoy por hoy poca gente se quejará de esta decisión. Pero, mientras Miguel sigue andando su camino, vale la pena tomarse el tiempo para mirar hacia atrás, repasar lo recorrido y, por lo menos, ser respetuosos con un DT histórico para el club.

 

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un Boca anti negativo», por Marcelo Guerrero

El Xeneize derrotó a Central en Arroyito con autoridad y dando vuelta el resultado para cortar una racha de 15 años sin triunfos en ese estadio. El equipo va creciendo.

Podcast: Es la hora de Battaglia

En un nuevo episodio de Planeta MuyBoca ft. Chu Cossar analizamos el arranque del ciclo de Battaglia en la primera Xeneize. ¿Cuál es su estilo? ¿Qué cambió?

«Vaso medio lleno», por Marcelo Guerrero

Boca no logró convertirle a Racing pero mantuvo la solidez defensiva y dejó ver algunas sanas intenciones en la zona de volantes. El equipo de Battaglia gana en posesión y es superior a sus rivales.