Battaglia y su Boca recuperado

Los números avalan lo que se ve en la cancha: Battaglia agarró a Boca en una delicada situación y lo convirtió en uno de los mejores equipos del torneo.

Sebastián Battaglia se hizo cargo de la dirección técnica de Boca en la semana del 16 de agosto, hace poco más de tres meses. En ese momento, y tras la derrota 0-1 con Estudiantes, el ciclo de Miguel Ángel Russo tenía su desenlace después de desinflarse de a poquito desde aquella polémica eliminación en la Libertadores ante Atlético Mineiro.

«Quiero un equipo protagonista», fue la declaración de principios del máximo ganador de la historia del club en conferencia de prensa. Algo que había intentando (y demostrado) en Reserva, y que ahora tenía la oportunidad de hacerlo en Primera. La vara estaba muy baja, es cierto: tan solo 7 puntos en la misma cantidad de partidos, con 3 goles convertidos, y peor aún, un dato contundente: sólo 8 tiros al arco en esos cotejos. Síntoma ineludible de la apatía ofensiva, quizás la mayor evidencia de que el tiempo de Miguelo en el banco estaba acabado.

La renovación del entrenador trajo aire fresco: la presencia de un nueve natural como Vázquez adentro del área, la recuperación futbolística de Almendra, el aporte de los pibes y con ellos, una remontada tan palpable como deseada. Más allá de las deudas vigentes, el equipo está donde tiene que estar: en la final de la Copa Argentina y disputando la clasificación por la tabla general.

Con fechas todavía por jugar, los números reflejan lo que se ve en la cancha:

BOCA ANTES DE BATTAGLIA EN LIGA:

– 7 puntos en 7 PJ (1V, 4E, 2D)
– Goles convertidos: 3
– Goles en contra: 5
– Tiros al arco: 8 (26° en el torneo)
– Tiros no bloqueados: 46 (23° en el torneo)
– Posesión 57,4% (3°)
– Pases clave y asistencias: 45 (21° en el torneo)
– Recuperaciones: 428 (10° en el torneo)

BOCA DESPUÉS DE BATTAGLIA EN LIGA:

– 32 puntos en 15PJ (10V, 2E, 3D)
– Goles convertidos: 24
– Goles en contra: 11
– Tiros al arco: 82 (2° en el torneo detrás de River)
– Tiros no bloqueados: 188 (1° en el torneo)
– Posesión 57,8% (3°)
– Pases clave y asistencias: 171 (2° en el torneo detrás de Central CBA)
– Recuperaciones: 895 (9° en el torneo)

Boca pasó de ser el equipo que menos pateaba al arco, uno de los que menos intentaba y que menos chances creaba con Russo a estar en la cima en esos aspectos. Que eso redunde en resultados es, tan solo, una consecuencia de la búsqueda y la intención.

Días atrás en la goleada 3-0 ante Aldosivi, el «cuestionado» equipo de Battaglia registró el máximo número de remates en la temporada en un mismo partido, con 28 disparos (23 excluyendo aquellos bloqueados). La estadística pasó de largo para algunos, que no ven en este jóven ciclo una continuidad en el estilo, amen de los nombres y los sistemas. El Boca de Battaglia va al frente, está en su ADN.

 

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

Por @tomynel

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.