Cuestión central

Nicolás Figal será la primera cara nueva del 2022: un central polifacético, con pasado en Independiente, al que le gusta salir jugando. Las recomendaciones de Beckham, los elogios de Phill Neville y el doping que relanzó su carrera.

«Necesitamos defensores de verdad y de categoría, y él la tiene«. La frase corresponde al Patrón Bermudez y hace referencia a Carlos Zambrano, fue el 31 de enero de 2020, hace casi dos años. Se inauguraba el primer mercado de pases de la gestión Riquelme y el peruano llegaba con cartel de Selección para reforzar una zaga que tenía, en ese momento, a Junior Alonso, Carlos Izquierdoz, Lisandro López y a un joven Gastón Ávila. La definición del ex central colombiano trajo cierta polémica (¿cuándo no en el Mundo Boca?) ya que sonó más a demérito para los propios, que a elogio para la entonces cara nueva. 

Zambrano se dio el gusto de levantar su primer título en Boca en su segunda participación con la camiseta azul y oro, en aquella memorable noche ante Gimnasia en La Bombonera. Un rendimiento irregular (33PJ, 2 goles) hizo que hoy se lo mencione como una de las posibles bajas. Bajo esa premisa llegó, un año después, Marcos Rojo, proveniente del Manchester United. Una negociación trabajada a fuego lento y motivada con el corazón, que resultó un verdadero salto de jerarquía a la última línea xeneize.

Para seguir con la tendencia: si el defensor del 2020 fue Zambrano y el del 2021 Rojo, el del 2022 será Nicolás Figal, de 27 años, que llega proveniente del Inter de Miami. Todavía resta definir las condiciones de la operación (si es a préstamo o compra de un % del pase), pero es un hecho que será el primer refuerzo de este mercado de pases.

Con su llegada, Boca suma un defensor polifacético, que puede jugar en cualquier lugar de la zaga central, o como lateral por la derecha. Su cualidad principal es el manejo de la pelota: Figal es un jugador al que le gusta salir jugando. Enganche en infantiles, se fue retrasando en la cancha a medida que su carrera crecía. Influenciado por Gabriel Milito, Jorge Almirón, Ariel Holan y Sebastián Beccacece, su estilo de cabeza levantada fue moldeándose para encajar a la perfección en esos modelos. Como ejemplo está esta asistencia a Sebastián Palacios (conocido de la casa) ante Atlético en Tucumán, luego de una gran jugada personal.

Su camino en Independiente estuvo marcado por idas y vueltas: le tocó debutar en 2014, cuando el Rojo todavía peleaba por el ascenso en la B Nacional. Pocos minutos en Primera lo obligaron a irse cedido a Olimpo de Bahía Blanca, donde le tocó pelear abajo. Ya a su regreso, y cuando estaba adquiriendo continuidad, le tocó atravesar uno de los momentos más duros de su carrera: un doping lo sacó durante nueve meses de las canchas por consumir diuréticos. Lo que le hizo perderse, por ejemplo, la consagración de la Sudamericana en el Maracaná ante Flamengo en 2017.

Una vez cumplida la sanción, todo fue en crecimiento para Figal y llegó la consolidación definitiva: jugó todos los minutos de su equipo en la Libertadores 2018, que culminó en los 4tos de final con aquella eliminación polémica ante River. En 2019, Scaloni lo convocó para dos amistosos con la Selección (ante Chile y México) pero no sumó minutos. Y ya en 2020, fue transferido al Inter Miami FC.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Nicolás Figal (@nico_figal)

Fue David Beckham junto a Phill Neville, dueño y técnico del conjunto de la MLS, quienes lo eligieron para integrar un plantel que tenía que disputar los primeros partidos de su historia: Figal fue titular en 22 de los 24 partidos de la primera temporada, y en 24 de los 34 encuentros de la segunda. En los que convirtió un gol y brindó dos asistencias, desempeñándose en varios puestos de la defensa.

«Nico Figal es el corazón del equipo. Si uno quiere ganar partidos no puede desprenderse de sus mejores jugadores»Phill Neville, DT del Inter Miami en Septiembre 2021

Está claro que si por el entrenador fuera, la idea era que el argentino siguiera en el club, pero una multa de más de 2 millones de U$S por parte de la MLS obligó al equipo de la Florida a reestructurar su plantel y allí es donde aparece Boca, que necesita centrales fundamentalmente para la primera fase de la Copa Libertadores, donde tiene suspendidos actualmente al Cali Izquierdoz por cuatro partidos y Marcos Rojo por cinco.

La situación de los centrales es ya histórica para el club, vale la pena repasar la cantidad de nombres que han venido con y sin éxito en los últimos 10 años, desde la salida del Flaco Schiavi hasta la actualidad. La llegada de Figal viene a engrosar el listado, con la diferencia que hoy, parece, Boca ha encontrado una dupla central que está a la altura de los hechos. O «de verdad», como diría el Patrón. 

 

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

Por @tomynel

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

«Un sentimiento», por Marcelo Guerrero

Boca cerró el año con su gente celebrando los títulos y goleando 8-1 a Central Córdoba. Aún con cosas por mejorar pero lejos del derrotismo mediático, hay motivos para levantar las Copas.

«Boca, siempre Boca», por Marcelo Guerrero

Boca cierra el año festejando un nuevo título. El Xeneize fue efectivo en los penales y tuvo un arquero que siempre aparece en las definiciones para una nueva coronación en la Copa Argentina.

«Dónde buscar la confianza», por Marcelo Guerrero

Boca no aguantó la ventaja y empató 1 a 1 con Arsenal en Sarandí. El miércoles se juega la final de la Copa Argentina y el equipo de Battaglia no llega en su mejor versión.