El Pipa y las segundas partes

Así como en cada serie biográfica o película, este artículo debería llevar un aviso de alerta: cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia.

Corría el mes de agosto de 2021. Una noche calurosa del verano francés en Marsella. Una notificación de Whatsapp interrumpe la calma en la casa de los Benedetto: «Hola Pipa, ¿estás para volver?». Era Riquelme, en su rol de vicepresidente xeneize. El mensaje le movió un poco el piso. Quedó en responder en unos días. La realidad era que, para esa altura, Sampaoli lo utilizaba cada vez menos, y su rendimiento tampoco estaba a la altura de lo que habían sido sus 15 goles y 5 asistencias de la mano de André Vilas Boas, el entrenador que lo había pedido excluyentemente y por el cual el Olympique desembolsó casi 15M de euros.

Benedetto creyó que no era el mejor momento de volver, todavía sentía la espina de dar algo más en el Viejo Continente, al que tanto le había costado llegar. Por eso la respuesta fue negativa: «Gracias Román por pensar en mí, pero ya tengo todo arreglado con el Elche. Quizás más adelante». 

 

El desembarco en el fútbol español trajo aparejado una particular circunstancia: el ‘Pipa’ jugaría en el club del cual es accionista. La empresa Score Club, encabezada por su representante Cristian Bragarnik, se había transformado en 2019 en la accionista mayoritaria del Elche FC tras quedarse con el 58%. Para mayo de 2020 el porcentaje ascendió al 93% tras los aportes económicos de, entre otros, el delantero ex Racing Gustavo Bou y el propio Darío Benedetto. «El tener acciones en el club me lleva a tener aún más compromiso«, diría tiempo después en su presentación.

Sin embargo, sus intereses creados no pudieron garantizarle la tan deseada continuidad tras el primer semestre: en 16 partidos hizo dos goles, brindó una asistencia y solo pudo completar los 90′ una vez. Por este motivo, el vuelo de regreso a la Argentina para cerrar el 2021 y celebrar las fiestas con la familia vino cargado de fastidio. Las 12 horas que separan a Madrid de Buenos Aires le dieron tiempo para pensar…

«Román, soy Pipa. Quiero volver. ¿Cómo podemos hacer?» 

El mensaje llegó como un regalo de Navidad para todo Boca y el Consejo de Fútbol. La voluntad del futbolista es, quizás, el principal activo que puede motorizar una negociación, sobretodo para un mercado tercermundista como el argentino. Las charlas comenzaron en silencio y a fuego lento. En el medio, una declaración pública de Darío encendería la ilusión de los hinchas: «A Boca voy a volver, sea como hincha o jugador». El operativo ya estaba en marcha.

El regreso de Darío Benedetto a Boca es, sin dudas, el pase más resonante del mercado de pases 2022, por la calidad del futbolista y las condiciones en las que se da. El mejor número nueve después de Palermo tendrá una nueva etapa en el club, al igual que el propio Martín, que se fue a finales del 2000 con 91 goles y volvió años más tarde para convertir 145, ganar (otra vez) la Copa Libertadores y transformarse en el máximo goleador de la historia.

¿Podrá Pipa batir su propio record? Por nombrar a algunos emblemas, el actual entrenador Seba Battaglia ganó más títulos en su vuelta que en la primera etapa, asi como el Negro Ibarra. Otros ilustres xeneizes como Gago, Schiavi y hasta el mismísimo Román, también se consagraron en sus segundos ciclos, ni hablar del grandísimo Carlos Bianchi. Lo que está claro es que, en una etapa carente de grandes referencias idílicas, Benedetto tiene todo para seguir marcando a fuego su nombre en la inmensa historia xeneize. 

 

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

Por @tomynel

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Un cierre sólido

Boca derrotó 2-0 a Tigre en Victoria y finalizó la fase de grupos en segundo puesto y con la valla menos vencida.

Un triunfo de altura

Boca derrotó 1-0 a Always Ready en La Paz, jugó con mucha personalidad y se acomodó en el grupo de la Libertadores.

Volvió a cumplir

Boca derrotó 2-0 a Barracas Central, se clasificó en el torneo local y levantó tras la derrota en Brasil.