«No hay capacidad»

La gente de Boca sufrió una brutal represión en La Plata antes del comienzo del partido con San Lorenzo: en MuyBoca buscamos testimonios para que no pase como un episodio más.

Carlos tiembla de emoción. Espera paciente en la fila para cumplir su sueño: va a ver a Boca por primera vez en su vida. Las vacaciones por Buenos Aires y el amistoso con entradas para no socios fueron la excusa perfecta para que este misionero se saque las ganas de una vez por todas. Lo que no sabe es que en unos minutos la ilusión terminará con dos balazos de goma y en la camilla de una ambulancia.

Boca le ganó a San Lorenzo por 1-0 este martes en un partido que más que amistoso parecía definitorio. La gente del Xeneize agotó populares, plateas y hasta entradas de la parcialidad visitante. Lo tomó como si fuera una final; la organización, parece, pensaba que iba a ser una práctica.

«A las 20:30 nos empezaron a decir que no había más capacidad. ¿Cómo puede no haber más capacidad si todos nosotros teníamos entradas?«, nos cuenta Iván. Iván no es ningún improvisado: es habitué de las cabeceras medias de la Bombonera y hasta tiene su propia colección xeneize que luce en Instagram. Sin embargo, le hierve la sangre por lo que pasó en La Plata: «La gente lloraba por los gases y por la bronca. Entradas de dos, tres, cinco lucas… ¿Quién se hace cargo ahora? Esto es lo que nos toca vivir a los hinchas, y más que nada a los hinchas de Boca«.

Nerea es otra que tiene cancha de sobra. Está acostumbrada también a poner el cuerpo por el club: es militante de Boca es Pueblo. Pero lo que le pasó en La Plata va más allá de toda pasión. En total fueron diez impactos de bala de goma; uno, directamente en la cara. «Nos acercamos al vallado a preguntar qué pasaba, nosotros teníamos entradas y no podíamos avanzar. Éramos tres o cuatro y de repente empezaron a tirarnos balas de goma, gas pimienta directo a los ojos…«. Nerea terminó en una ambulancia del SAME, donde con una gasa y algo de pervinox trataron de disimular las marcas de la represión. «Hoy estoy mejor, me duele la cara por el balazo y la tengo hinchada, pero es más la bronca y la impotencia que el dolor«, dice sin dudar.

Todos los testimonios coinciden: el caos comenzó alrededor de las 20.30, cuando en la entrada de populares la Policía empezó a cortar los ingresos por falta de capacidad adentro de UNO. Muchísima gente con entrada se quedó afuera en medio de la represión. Gente que iba por primera vez, personas mayores, y hasta incluso un grupo de dirigentes de Boca: «Tratamos de hablar e interceder y nos trataron todavía peor«, le cuentan a MuyBoca.

Estas situaciones son lamentablemente comunes para las multitudes de Boca. Organizaciones desbordadas y fuerzas de seguridad cuya única respuesta siempre es abrir fuego. Esta vez en La Plata las fallas organizativas y la represión quedaron evidenciadas para todo aquel que quiera verlo. «No hay capacidad«, repetía una y otra vez la Policía. Coincidimos completamente.

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

Por @lucasg91

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Un cierre sólido

Boca derrotó 2-0 a Tigre en Victoria y finalizó la fase de grupos en segundo puesto y con la valla menos vencida.

Un triunfo de altura

Boca derrotó 1-0 a Always Ready en La Paz, jugó con mucha personalidad y se acomodó en el grupo de la Libertadores.

Volvió a cumplir

Boca derrotó 2-0 a Barracas Central, se clasificó en el torneo local y levantó tras la derrota en Brasil.