Un triunfo de altura

Boca derrotó 1-0 a Always Ready en La Paz, jugó con mucha personalidad y se acomodó en el grupo de la Libertadores.

Boca encadenó otra vez dos triunfos consecutivos en este semestre recargado de competencia. El par anterior había sido en marzo contra Estudiantes y River. Coincidencia cromática, ahora fueron Barracas Central y Always Ready. Al blanco y rojo lo vuelvo loco con la azul y amarilla… Sin obviar diferencias de jerarquía ni de presupuesto, el repaso de las formaciones xeneizes en esos cuatro éxitos permite encontrar varios apellidos comunes.

Hay una columna. Un arquero que no solo ataja penales; un lateral (Advíncula) de físico superior y otro (Fabra) de técnica estupenda; opciones en la zaga, con Zambrano en un nivel a la altura de sus antecedentes; volantes que hablan el mismo idioma (Fernández, Romero, Ramírez…) por ahora lejos del área; duplas ofensivas que meten goles, una docena la titular Villa-Benedetto y cinco la alternativa Salvio-Vázquez.

La clasificación a octavos de la Libertadores parecía complicada una semana atrás, para entusiasmo de presentadores/as de televisión, pero el 1-0 en La Paz -mismo resultado que en igual escenario ante The Strongest, hace un año- aclaró el panorama boquense en esta fase de grupos. Aun en el caso de no lograr puntos ante Corinthians, quedará la chance de definir el pase contra Deportivo Cali como local en la última fecha.

Recordábamos luego del 0-2 en San Pablo, en medio de los anuncios de apocalipsis, que Boca también había empezado con récord 1-0-2 en la Copa de 2013. Pudo encaminar el rumbo gracias a una victoria como visitante, en Montevideo, con un penal del entonces número 10 y actual vicepresidente. Riquelme ya no entra a la cancha, pero da una mano desde afuera y, como cualquier hincha, está feliz cuando el equipo gana.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más noticias

Depende de sí mismo

Boca jugó un buen partido ante Corinthians pero no logró pasar del 1-1 ante un equipo brasileño que demoró constantemente el juego. Está a dos partidos de un gran cierre de semestre.

Entre crisis y finales

Boca eliminó a Racing en cancha de Lanús tras aguantar en los 90′ y volver a triunfar en los penales. Definirá el próximo fin de semana en Córdoba un nuevo título local.

Tan mal no juega…

Boca borró de la cancha al elogiado Defensa y Justicia y se metió en semifinales de la Copa de la Liga. Se viene Racing el sábado en Lanús.