Desde que volvió el público a las canchas, Boca solo perdió dos veces en la Bombonera. La anterior había sido con Gimnasia, después de un peloteo incesante e infructuoso. Si aquella vez al equipo lo hicieron bajar del micro, ayer deberían haberlo mandado a pie de regreso al hotel. Jugó mal, sobre todo en el primer tiempo. Se necesita una recuperación con urgencia: hay clásico en dos semanas y empieza la Libertadores dentro de un mes.

Por supuesto que el partido marchaba hacia un empate y el 0-1 sucedió con un toque de azar, justo en uno de los pocos pasajes de lucidez, pero no tiene explicaciones lógicas un rendimiento tan pobre. Sorprendió que Villa, por citar a uno de los capaces de establecer diferencias, ni siquiera encarara una vez al mismo marcador que fue desbordado por Zeballos, en las situaciones más peligrosas. Deberá terminar de aceptarse que Boca hoy no puede prescindir del aporte ofensivo de Fabra. ¿La inclusión de Romero le quita sentido a la presencia de Ramírez?

Venimos notando que el equipo no muestra la misma consistencia defensiva que en el semestre anterior. Los centrales parecen muy preocupados en lograr una salida limpia del balón, sin duda una causa noble. ¿Esa tarea los desconcentra de su principal función? Se repiten los cabezazos rivales en el área propia. Y eso que esta vez no faltaba gente alta y con juego aéreo en la formación.

Urge cambiar de ánimo, pensar con mentalidad ganadora. Rescatemos tres hechos positivos del domingo:
a) Boca continúa en puestos de clasificación, a la espera de Tigre-Colón.
b) El estado del campo lució mucho mejor que en la jornada del estreno.
c) El horario de inicio permitió enfilar tranquilo a cualquier pizzería. A las 11 de la noche, después de la primera grande y la segunda cerveza, Campuzano ya medía cinco centímetros más que el Rata.

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

Por @lucasg91

Esta no es una nota periodística. Después de más de 17 años de estar online, en MuyBoca nos consideramos un poco amigos de nuestros lectores y seguidores. Así que hoy queremos darles un consejo de todo corazón: vayan a ver al básquet de Boca.

Con un plantel completo, competitivo y esforzado, el Xeneize hoy disfruta un presente de ilusión. La gente hace de la Bombonerita una fiesta partido a partido. Y cada encuentro puede terminar con una pizza en Augusto, Banchero o Campeones para cerrar un día de semana de manera ideal. Acá te vamos a contar un poco cómo viene el equipo, lo que nos contó el DT Gonzalo García y todo lo que podés disfrutar si te acercás al Luis Conde en alguno de los próximos encuentros.

Un presente de resultados históricos e ilusión

Atrás quedaron los años de incertidumbre en cuanto a la continuidad del deporte entre las disciplinas del club, también las temporadas donde se luchaba por mantener la categoría. Por segundo año consecutivo Boca pelea en los primeros planos del básquet nacional y en la actual temporada le agrega resultados a nivel continental. El equipo de Gonzalo García devolvió al Xeneize al lugar que le pertenece en la historia del básquet argentino y las tribunas cada vez están más llenas.

¿Qué llevó a Boca a este presente? Un proyecto. Hace más de un año MuyBoca habló con Alejandro Desimone, encargado del deporte, y contó lo que se planeaba: la piedra fundacional del proyecto es Gonzalo García. El prestigioso entrenador fue elegido para gestionar el plantel con un contrato de dos temporadas y su trabajo dio frutos: protagonista de la LNB 2020/2021 y de la actual temporada.


La conformación del equipo también es una consecuencia de un proyecto de largo plazo. Boca disfruta de la continuidad de Federico Aguerre, Adrián Boccia (ya un emblema), Leonel Schattmann (que alcanzó los 1.300 triples en su carrera en el básquet nacional), y Manuel Buendia; a los que se agregaron los regresos de Kevin Hernández, pivot de selección nacional, y Tomás Cavallero, juvenil surgido del club que cumplió 100 partidos de LNB con Boca. A ellos se sumaron refuerzos como Leandro Vildoza, hoy líder en asistencias de la Liga y una garantía de good show; y Eloy Vargas, un dominicano que encandila cuando se enciende.

Boca hoy está segundo en la Liga Nacional detrás de Quimsa, con 13 triunfos y 5 derrotas y viene de cortar la segunda racha más extensa de triunfos en la historia de Peñarol. Además, el Xeneize stá segundo en su grupo de la Basquet Champions League de las Américas donde consiguió un triunfo histórico ante Flamengo en la Bombonerita: fue el único argentino que logró derrotar a un brasileño. A falta de una ventana, a disputarse en Chile, ya selló la clasificación al Super 8.

«Que la gente venga, vamos a competir siempre»

Gonzalo García charló con MuyBoca después del último triunfo xeneize, un trabajado 77-61 a Obras: «Venimos bien en defensa, tenemos algunas lagunas ofensivas y necesitamos tener más regularidad ahí«, analizó al equipo. Contento con los resultados, también saca pecho por la capacidad de su plantel para superar adversidades:
«Superamos muchos problemas: contagios, lesiones y los fallecimientos de los padres de dos jugadores (Buendía y Boccia)«. Este Boca, contra todo, va para adelante.

Ya en su segundo año de mandato, a García se lo ve cada vez más seguro en el puesto y con un horizonte claro con su proyecto. «Estoy contento con el proceso y cómodo con la tranquilidad que me dan para trabajar.¿Por qué debería venir la gente de Boca a vernos? Porque puede ver a un equipo muy competitivo«, aseguró con ilusión.

Los próximos compromisos del básquet de Boca en la Bombonerita

Jueves 10/02 – 20.30hs: Boca – Peñarol
Viernes 18/02 – 21.00hs: Boca – Argentino
Martes 1/03 – 20.30hs: Boca – Riachuelo.

 

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

Por @lucasg91

Carlos tiembla de emoción. Espera paciente en la fila para cumplir su sueño: va a ver a Boca por primera vez en su vida. Las vacaciones por Buenos Aires y el amistoso con entradas para no socios fueron la excusa perfecta para que este misionero se saque las ganas de una vez por todas. Lo que no sabe es que en unos minutos la ilusión terminará con dos balazos de goma y en la camilla de una ambulancia.

Boca le ganó a San Lorenzo por 1-0 este martes en un partido que más que amistoso parecía definitorio. La gente del Xeneize agotó populares, plateas y hasta entradas de la parcialidad visitante. Lo tomó como si fuera una final; la organización, parece, pensaba que iba a ser una práctica.

«A las 20:30 nos empezaron a decir que no había más capacidad. ¿Cómo puede no haber más capacidad si todos nosotros teníamos entradas?«, nos cuenta Iván. Iván no es ningún improvisado: es habitué de las cabeceras medias de la Bombonera y hasta tiene su propia colección xeneize que luce en Instagram. Sin embargo, le hierve la sangre por lo que pasó en La Plata: «La gente lloraba por los gases y por la bronca. Entradas de dos, tres, cinco lucas… ¿Quién se hace cargo ahora? Esto es lo que nos toca vivir a los hinchas, y más que nada a los hinchas de Boca«.

Nerea es otra que tiene cancha de sobra. Está acostumbrada también a poner el cuerpo por el club: es militante de Boca es Pueblo. Pero lo que le pasó en La Plata va más allá de toda pasión. En total fueron diez impactos de bala de goma; uno, directamente en la cara. «Nos acercamos al vallado a preguntar qué pasaba, nosotros teníamos entradas y no podíamos avanzar. Éramos tres o cuatro y de repente empezaron a tirarnos balas de goma, gas pimienta directo a los ojos…«. Nerea terminó en una ambulancia del SAME, donde con una gasa y algo de pervinox trataron de disimular las marcas de la represión. «Hoy estoy mejor, me duele la cara por el balazo y la tengo hinchada, pero es más la bronca y la impotencia que el dolor«, dice sin dudar.

Todos los testimonios coinciden: el caos comenzó alrededor de las 20.30, cuando en la entrada de populares la Policía empezó a cortar los ingresos por falta de capacidad adentro de UNO. Muchísima gente con entrada se quedó afuera en medio de la represión. Gente que iba por primera vez, personas mayores, y hasta incluso un grupo de dirigentes de Boca: «Tratamos de hablar e interceder y nos trataron todavía peor«, le cuentan a MuyBoca.

Estas situaciones son lamentablemente comunes para las multitudes de Boca. Organizaciones desbordadas y fuerzas de seguridad cuya única respuesta siempre es abrir fuego. Esta vez en La Plata las fallas organizativas y la represión quedaron evidenciadas para todo aquel que quiera verlo. «No hay capacidad«, repetía una y otra vez la Policía. Coincidimos completamente.

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

Por @lucasg91

Si querés leer todos los lunes más historias de «Son todos de Boca» suscribite al newsletter de Muy Boca. Hacé click acá.

Reciben a los turistas entresemana, custodian la Bombonera por las noches y vibran cuando se juega fin de semana por medio: las estatuas del hall central de Brandsen 805 son parte de la mística del club. Hay diez en total: ocho fueron consecuencia de las carreras como jugadores de Riquelme, Palermo, Guillermo, Rojitas, Rattín, Marzolini, Suñé y Maradona. Las otras dos son para dos técnicos históricos, Carlos Bianchi y Juan Carlos Lorenzo. Ambos fueron campeones de América con el club, un logro que sólo Miguel Ángel Russo supo igualar. No se pretende que a Miguel se lo vuelva bronce, por lo menos no en este momento. Pero desde estas líneas vamos a empezar a pedir un poco de respeto para el ya ex DT xeneize.

Russo, tras obtener la Copa 2007 y hacerle ganar a Boca más de 20 millones de dólares por el pase de Ever Banega, volvió al club en 2020 a los 64 años, de la mano de Riquelme y tras superar un cáncer de vejiga del que se operó dos veces. Fue campeón de la Superliga 2020, un torneo que le birló a River en la última fecha provocando el festejo doméstico más importante de este siglo. No fue su única función contra el equipo de Gallardo, otrora verdugo del Xeneize: empató dos veces y lo relegó en la zona de la Copa Maradona, trofeo que también conseguiría; y lo eliminó en dos mano a mano en menos de tres meses. Amén de los resultados, su mayor aporte consistió en subir varios chicos a Primera y en haber recuperado a Carlos Tevez para que se despida en plenitud.

Pasemos a la parte que es tendencia en las redes sociales: la negativa. El nivel de juego del Boca de Russo ha ido de mayor a menor y los resultados, lamentable y lógicamente, han acompañado esa tendencia: hoy Boca está en el puesto 24° de la tabla tras seis fechas del torneo local. El plantel se desvalorizó por completo, en un rubro en que al DT también le cabe cierta responsabilidad. Semana a semana cambia el equipo, sin tener certezas del once titular del club. Y hasta los chicos han dejado de aparecer: los mejores pasajes de fútbol del año se vieron con Medina, Varela y Almendra en el mediocampo y ninguno vio minutos ante Estudiantes.

El desconcertante presente de Russo incidió en su futuro: no cumplirá los cuatro meses de contrato que le quedaban. Para ser sinceros, hoy por hoy poca gente se quejará de esta decisión. Pero, mientras Miguel sigue andando su camino, vale la pena tomarse el tiempo para mirar hacia atrás, repasar lo recorrido y, por lo menos, ser respetuosos con un DT histórico para el club.

 

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

Por @lucasg91

Luego de lograr la clasificación y a la espera del sorteo por los octavos de final de la Libertadores, Boca enfrenta a Racing en San Juan por las semifinales de la Copa de la Liga con la ilusión firme de ser tricampeón del fútbol argentino. La discusión por los formatos de los torneos quedará como debate para más adelante si el Xeneize consigue imponerse. Más tarde, en la misma ciudad, Independiente y Colón definirán al otro finalista.

El equipo de Russo logró retener a Edwin Cardona para las semifinales pese a que fue convocado para los encuentros de Eliminatorias de Colombia ante Perú y Argentina por las bajas de Juan Fernando Quintero y James Rodríguez. Luego, en caso de que el Xeneize avance, no podrá esar en una hipotética final.

Racing sufrió de lleno el apretado calendario de CONMEBOL y perderá a dos piezas claves para el encuentro ante Boca. Gabriel Arias, figura del semestre en el arco de la Academia, y Eugenio Mena, fueron citados a la selección chilena y no estarán en San Juan.

Russo realizaría solo dos modificaciones respecto del equipo que goleó 3-0 a The Strongest y logró el pase a octavos de la Libertadores. En el arco le respetará el puesto a Agustín Rossi, quien fue titular en la recta final de la Copa de la Liga y figura en los penales del cruce de cuartos ante River. Además, Jorman Campuzano reemplazará a Agustín Almendra, que sufrió una lesión muscular.

Así, el Xeneize enfrentará a Racing este lunes a las 15:00 en el Estadio San Juan del Bicentenario con los siguientes 11: Rossi; Capaldo, Zambrano, López, Izquierdoz, Fabra; Campuzano, Varela, Cardona; Villa y Tevez.

Por @lucasg91

Boca pudo sacarse la espina ante el River de Gallardo, lo eliminó por penales de la Copa de la Liga y empezó a ratificar el cambio de aire que provocó el desembarco de Riquelme en el club, hasta ahora invicto en su rol de dirigente ante el Millonario. Además de buscar su tercer título como vicepresidente, el Boca de Román quiere acercarse a los octavos de la Libertadores. El Xeneize recibe a Barcelona y necesita volver al triunfo luego de dos derrotas consecutivas en el ámbito internacional.

The Strongest le hizo un favor al equipo de Russo y cortó el envión de Santos. Boca enfrenta al conjunto ecuatoriano y con una victoria lo alcanzará en la cima. Sin embargo, el Xeneize también mira de reojo las semifinales del certamen doméstico ante Racing del domingo. Miguel irá con mayoría de titulares pero le dará descanso a algunos.

Andrada, recuperado del COVID, releverá a Rossi, Lisandro López volverá al equipo por una gastroenteritis de Rojo, pero además Capaldo reemplazará a Buffarini, Mas a Fabra, Campuzano a Varela, Cardona a Almendra y Obando a Pavón.

Edwin recibió el perdón de Russo tras su fallido penal ante River que pudo terminar en catástrofe. No habrá borrón para el colombiano que volverá a ser titular tras su lesión ante Unión. Su calidad es indiscutida, pero el exceso de confianza estuvo muy cerca de jugarle una mala pasada y quedó bajo la lupa. ¿Será la oportunidad para redimirse?

El 11 del Xeneize, que recibirá a Barcelona este jueves a las 21:00, no está confirmado pero podría ser con: Andrada; Capaldo, López, Izquierdoz, Mas; Medina, Campuzano, Cardona; Villa, Tevez y Obando.

Por @lucasg91

Boca visita otra vez a Santos, donde en enero recibió una catastrófica goleada que lo expulsó de las semifinales de la Libertadores, pero el panorama es distinto. Russo parece haber reencauzado el rumbo del equipo con la inclusión de los juveniles en el medio y el Peixe viene en plena bajada. Sufrió varias ventas y la renuncia de Ariel Holan antes del primer duelo ante el Xeneize por la actual fase de grupos, que culminó con triunfo local en La Bombonera. En la previa del Superclásico por los cuartos de la Copa de la Liga, a Boca le alcanza con un empate en Brasil para no complicarse en el ámbito internacional. Y una victoria lo dejaría con un pie en octavos.

La derrota ante Barcelona, líder del grupo con nueve puntos, le añadió más relevancia a la visita del Xeneize a Santos. Los de Russo son escoltas con seis unidades y en el peor escenario, una caída, quedarían empatados con el Peixe a falta de dos fechas. Por eso el técnico no quiere sobresaltos y va con lo mejor que tiene, un equipo que podría repetirse ante River el domingo en La Bombonera.

Medina-Varela-Almendra vuelven como tridente en el medio y tendrán su gran desafío de madurez. La sorpresa estará en el ataque donde Pavón, que parecía fuera de Boca tras su regreso, lesión y operación, será titular junto a Villa y Tevez. El ex delantero de LA Galaxy se ganó el puesto en un puñado de partidos y el Xeneize sumó una opción que no estaba en el radar.

Así, Boca visitará a Santos este martes a las 19:15 por la cuarta fecha de la Copa Libertadores en búsqueda de un triunfo que lo acerque a los octavos de final.

Formación: Rossi; Capaldo, López, Izquierdoz, Fabra; Medina, Varela, Almendra; Pavón, Tevez y Villa.

Por @lucasg91

N. de la R.: Texto extraído del newsletter de MuyBoca. Si querés recibir esto todos los lunes en tu mail suscribite acá.

El lunes 12 de abril, hace menos de un mes, te llegó este mismo newsletter pero con un título diferente: «Un Boca ajustado». El Xeneize venía de perder contra Unión sin dar respuestas y se le venía el partido contra Atlético Tucumán, vital para acomodarse en el grupo de la Copa de la Liga; y el debut en La Paz por la Copa Libertadores. Entre el mal funcionamiento del equipo y todas las bajas que se sumaban, pintamos en aquellas líneas un panorama negro. Ahora, nuevamente Boca enfrentará partidos cruciales: la visita a Santos en Brasil, donde una derrota podría complicar el pase en la Libertadores; y el cruce de cuartos de final ante River. Pero el escenario, lector, es mucho más positivo.

Miguel Ángel Russo encontró en los chicos del club un aire rejuvenecedor: Medina-Varela-Almendra fueron el motor de un equipo que logró cinco victorias seguidas, avanzó de fase en la competencia local y se encuentra en fase de clasificación de la Libertadores. La dupla central volvió a consolidarse con Izquierdoz y López, Villa mantiene su buen 2021, Tevez continúa como símbolo y fue clave en la victoria ante Santos, y hasta Pavón regresó y aparece como una opción interesante. Además, ante Patronato el Xeneize recuperó soldados (Rojo, Campuzano, el Pulpo González) y le dio más minutos a juveniles que pueden ser rueda de auxilio (Zeballos, Obando, Sandez, Giampaoli, Equi Fernández…).

Boca extendió su plantel, ganó confianza y, quizá más importante aún, demostró que va consolidando una idea de juego que había perdido desde el inicio de este año. El bicampeón del fútbol doméstico está rejuvenecido, con otro estilo y otros nombres pero con la camiseta y el escudo de siempre. Todos esos son motivos para confiar. 

Por @lucasg91

De la primera hora en Guayaquil puede decirse que Boca trabajó a reglamento, casi como una protesta silenciosa por tener que jugar domingo y martes. De los 15 minutos posteriores al 0-1 debe aceptarse que faltaron reflejos para activar el plan de emergencia. Y de los últimos 10 solo cabe lamentar las oportunidades perdidas, valorando esas dos llegadas al fondo de Zeballos que lo proyectan como un valor interesante (sería mejor probarlo en amistosos que en la Libertadores, pero así está armado hoy el fixture).

Llama la atención leer a habitantes de las redes que todavía son incapaces de sumar goles a favor y en contra. Naturalmente que el próximo partido contra el subcampeón 2020 y 2003 es importante, pero de ninguna manera define la clasificación. Algunos/as se alarman por las goleadas de Barcelona y Santos a The Strongest, comparándolas con el corto 1-0 de Boca. No fueron en La Paz, gente. Después de un par de semanas tranquilas, quizás generó cierta alteración el empate de Las Gladiadoras…

Si la derrota de anoche sirve para recordar que nunca es un trámite sencillo avanzar de fase, al menos es un consuelo. Ya con los titulares descansados, Boca irá el martes 11 a buscar un resultado que lo acerque a octavos. Desde el 2000 siempre consiguió ese objetivo, así que con calma.

Por @lucasg91

Boca cerró una semana ideal con la victoria por 2-0 ante Huracán y, casi sin descanso, ya tiene encima el duro duelo ante Santos, verdugo en semifinales de la última edición de la Copa Libertadores. El Peixe, sin embargo, está lejos del nivel que mostró hace apenas dos meses atrás. La venta de Yeferson Soteldo, sumado a otras bajas y las derrotas en los últimos encuentros, colmaron rápido la paciencia de Ariel Holan, que dejó su cargo el día anterior al partido con el Xeneize. El equipo de Miguel Ángel Russo viene de vencer por 1-0 a The Strongest y busca dar otro golpe de autoridad frente al conjunto brasileño en La Bombonera.

Si bien llega tocado por las ausencias por COVID-19, Boca encontró respuesta rápida en los juveniles del medio campo, Medina-Varela-Almendra, que tendrán su cuarto partido consecutivo como tridente titular. La mayor incertidumbre se encuentra en el lateral izquierdo, donde Fabra está suspendido y Mas quedó descartado por una molestia fisíca. Capaldo estará por el carril derecho y en el otro bando la duda se debate entre Buffarini con perfil cambiado o Sández, otro chico de las inferiores.

Pese a que su testeo para COVID dio negativo, Russo volvió a preservar a Andrada, que no concentró, y mantendra a Rossi en el arco. La otra duda del equipo es la presencia de Soldano, autor de dos goles en los últimos tres partidos, u Obando, de buena actuación en La Paz. El Xeneize, que tiene un pie adentro en la próxima fase de la Copa de la Liga, busca seguir el mismo camino en la Libertadores.

El equipo de Russo recibirá a Santos este martes a las 21:30 por la segunda fecha de la fase de grupos y formaría con: Rossi; Capaldo, López, Izquierdoz, Buffarino o Sández; Medina, Varela, Almendra; Villa, Tevez, Soldano u Obando.

Por @lucasg91