Leandro Paredes cobra el sueldo en la misma ventanilla que Neymar, Mbappé y Di María. Rodrigo Bentancur se cambia al lado de Ronaldo. Nahuel Molina abraza a Messi en la Selección. Gonzalo Escalante inicia su segunda temporada en Lazio. Y ya que hablamos del Calcio, Nahuel Zárate es uno de los baluartes del Güemes santiagueño que lidera en la Primera Nacional.

Cuando se habla de Inferiores, la prédica del establishment comunicacional destaca a los clubes modelo: Vélez, Lanús, Estudiantes, Banfield en los últimos tiempos… Contra Banfield, justamente, los pibes de Boca demostraron sus condiciones técnicas, físicas y mentales para competir en el máximo nivel. Asumieron una responsabilidad para la que todavía no están preparados y honraron la camiseta. Debe haber gratitud con ellos.

A no confundirse: la dupla de centrales por el resto de la temporada será Izquierdoz-Rojo, como corresponde. Bernardi y Aranda son proyectos. La tranquilidad es que en los próximos mercados de pases no habrá necesidad de ir a Ezeiza para volar en busca de defensores. El recambio está unos kilómetros antes del Aeropuerto, dentro de ese Predio revalorizado.

Después de los atracos de la Conmebol, los gases de la policía mineira, la rigidez de un ministerio que no se había revelado tan estricto en cuestiones más importantes, el silencio de Agremiados, la pasividad de AFA y el inédito apego a los reglamentos de la LPF, Boca se las arregló solo. Por más que desde hace años tiren con todo, las piedras y los palos rebotan en el escudo.

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

Si querés leer todos los lunes más historias de «Son todos de Boca» suscribite al newsletter de Muy Boca. Hacé click acá.

Entusiasmo. Eso le habrá sobrado a Victoriano Agustin «Toto» Caffarena cuando, allá por febrero de 1925, vendió una propiedad, liquidó sus ahorros y se peleó con media familia para seguir a Boca en un viaje transatlántico sin saber que iban a hacer historia. El club y él mismo.

Para tomarle el peso, este descendiente de genoveses era hijo de un escribano del barrio, Agustín Caffarena, y de Isabel Díaz, tenía tres hermanos mayores y nació tan solo 3 años antes de la fundación del Club Atlético Boca Juniors. Su padre, por su parte, fue uno de los fundadores de la II República de La Boca -junto, por ejemplo, a Benito Quinquela Martín-, llegando a ser Archiduque de la Maestranza y el Arbolito durante la presidencia de José Víctor Molina. Victoriano se hizo socio de Boca el 21 de marzo de 1922 convirtiéndose en vitalicio en 1953. Su número, el 253.

Sus ganas de acompañar al plantel en aquella patriada europea lo llevaron a cumplir diversos roles. Fue masajista, utilero, delegado, aportó de su bolsillo alguna ayuda que fuera necesaria para cubrir necesidades, debatió con dirigentes y fue compinche de los jugadores. Para poder entrar a los partidos y moverse con libertad en los estadios europeos, Victoriano se había agenciado un carné de periodista emitido por el diario El Telégrafo. Sí, se hizo pasar por periodista para seguir a Boca. Me cuesta encontrar mayor acto de amor.

Pero, mientras los jugadores de Boca paseaban su talento por las canchas europeas, Toto Caffarena los alentaba, les daba indicaciones tácticas y se peleaba con los gallegos que recurrían a cualquier método para ganar los partidos que iban a terminar perdiendo. Y por método me refiero al amplio abanico que va desde insultos hasta monedazos apuntados a las cabezas de los futbolistas. Así fue que Antonio Cerrotti lo bautizó como “el jugador Nº 12”: con el tiempo, Toto sería padrino del hijo del delantero.

La gira fue un éxito, de eso ya hemos hablado hace algunas semanas. Pero el vínculo entre Toto Caffarena y el club se fue fortaleciendo con el paso del tiempo, así que siguió acompañando al plantel donde fuera que este jugara. Para circular con libertad ahora usaba el mucho más noble pase de masajista y hacía lo que hiciera falta.

Pero si esta columna se llama “Cantemos el Himno”, también es por don Victoriano Caffarena que no dejó detalle librado al azar: fue él quien encargó a Italo Goyeche un himno para el club de sus amores. Con la melodía hecha y presentada en piano por su propia hermana, encargó a Jesús Fernández Blanco que le pusiera letra a esa Marcha. Y así, en 1928, luego de un partido amistoso contra el Motherwell, en un restaurante del barrio, se entonó por primera vez a viva voz resonando en cada rincón, como hoy en cada partido que se juega en La Bombonera.

Tiempo después, Toto siguió ligado al club y al barrio: fue también Llavero Oficial de la II República de la Boca, llegando a ser elegido presidente en el año 1960 cuando murió Molina. Con Alberto J. Armando tuvieron un intercambio: el histórico presidente de Boca lo reconoció oficialmente como el “Jugador Nº 12” y el Primer Mandatario de La Boca le otorgó a Armando el título de “Gran Hechicero”. Y por varios años también ofició como escribano del club, ya que heredó la matrícula de su padre, aunque nunca quiso ser parte de ningún cargo electivo en la institución.

Victoriano Toto Caffarena hoy somos todos. Aquel muchacho que se subió a un barco por amor a la camiseta, poniendo y sin pedir nada, haciéndose compinche de los jugadores, auxiliar de los dirigentes y organizador de rondas recreativas -cuando los días en el vapor Formose se volvían tediosos e interminables-, no tenía idea de que se convertiría en la piedra fundacional de un fenómeno mundial.

El jugador número 12 hoy sigue ahí, siempre está. En las malas, esperando a las buenas, que ya van a venir; en las buenas, inflando el pecho con orgullo pretencioso y, aunque gane, aunque pierda, no le importa una mierda, transformando cada partido de fútbol en un mero acto de entusiasmo, amor y fe.

Crédito de foto: @quiqueVR46.

 

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

Valentín Barco viene de hacer su primera pretemporada con el plantel profesional y hay evidencias de ello por su recortada cabellera que esconde un poco su rojiza cabellera. Pero ese rasgo físico no es el que lo hace resaltar al nacido en 25 de Mayo (provincia de Buenos Aires), sino sus magníficas condiciones futbolísticas que lo llevaron, por ejemplo, a ser convocado a las selecciones juveniles desde que tenía 13 años.

En el año 2014 comenzó a competir oficialmente en las divisiones menores xeneizes y se hizo un lugar en el lateral izquierdo. Sus virtudes técnicas, facilidad para pasar al ataque, disposición para la marca y formidable remate lo convirtieron en una de las grandes figuras de la Categoría 2004. Rápidamente se hizo referente no solamente en su equipo, sino también en la Selección Argentina Sub 15, donde llegó a lucir la cinta de capitán.

En 2019 ganó un torneo internacional en Croacia con la Albiceleste y luego fue convocado por Alejandro Saggese para el Sudamericano de la categoría que se disputó en Paraguay. Allí marcó dos tantos en el debut ante Chile y sumó uno más en las semifinales ante Colombia. Argentina cayó en la tanda de penales en la final contra Brasil, pero Barco fue uno de los mejores valores del conjunto nacional. Su maravilloso año 2019 le hizo firmar un contrato personal con la firma Adidas y en 2020 empezó a tener consideración en la Reserva de Sebastián Battaglia.

Con edad de Sexta División pasó a alternar con Sandez en los encuentros del segundo equipo. Claro que ni desde la dirigencia ni desde el cuerpo técnico pretenden que queme etapas, por eso buscan llevarlo de a poco. En octubre del año pasado firmó su primer contrato en Boca junto a una camada de juveniles dentro de la que resultó ser el más joven de todos.

“Es un distinto, un enganche que juega de 3. Un zurdo con una técnica, habilidad y velocidad impresionantes. Es un crack”, le asegura a Infobae un entrenador que lo tuvo de cerca en las inferiores de Boca. Y en el Consejo de Fútbol, Juan Román Riquelme y compañía también le tienen fe ciega después de observarlo en algunos partidos con su divisional, la Reserva y el puñado de entrenamientos con la Primera: “Un fenómeno, lo único que le falta es crecer un poco físicamente”. Y suena lógico, ya que Barco todavía no terminó de desarrollarse, probablemente sume algún centímetro más a su 1,68m y trabaja para ensanchar su masa muscular.

En la última jornada de la fase regular del campeonato de Reserva pasado ante Patronato en Paraná, el talentoso zurdo recibió un fuerte traumatismo de tórax que lo sacó de la cancha y lo privó de disputar los cuartos de final (ante Godoy Cruz), semis ante Newell’s y final contra Sarmiento de Junín. Tras la recuperación, Miguel Russo lo convocó para formar parte de la pretemporada con el plantel profesional. Y le dio rodaje: participó en los amistosos ante Atlético Tucumán y justamente Sarmiento de Junín con el equipo de suplentes. No desentonó, maquilló la diferencia física y de experiencia con el resto de los protagonistas y sacó chapa de crack.

Es verdad que el entrenador pretendía incluir a otro refuerzo entre las 5 modificaciones permitidas por la Conmebol de cara a los octavos de final de la Copa Libertadores, pero cuando se cayó el pase de Franco Di Santo y no dieron los tiempos para inscribir al peruano Luis Advíncula, Russo no titubeó y se inclinó por Valentín Barco como quinta opción detrás de las incorporaciones Marcelo Weigandt, Esteban Rolón, Norberto Briasco y Nicolás Orsini. Tanto en el certamen continental como en el torneo local llevará la camiseta número 19 que dejó libre Mauro Zárate.

Así como un tal Diego Armando Maradona debutó con 15 años en Primera División y fue superado años después por Sergio Kun Agüero (15 años, 1 mes y 3 días), el Colo Barco fue el cuarto futbolista más joven en la historia xeneize en estrenarse oficialmente luego de los bautismos de Denny Ramírez en el año 1982 (con 15 años, 11 meses y 25 días), Leandro Paredes en el año 2010 (con 16 años, 4 meses y 8 días) y Víctor Hugo Romero en el año 1966 (con 16 años, 11 meses y 17 días).

Fuente: Infobae

Diego González dejó pasar varios días luego de lo que fue la polémica e injusta eliminación de Boca en la Copa Libertadores y a través de su cuenta de Instagram salió a bancar al equipo.

«Pasan las horas y más es el orgullo que siento por formar parte de este enorme grupo de trabajo, que día a día da lo mejor de uno para que podamos estar a la altura de lo que significa esta institución. La bronca sigue estando, nos preparamos e hicimos una gran pretemporada para poder conseguir el título que tanto quiere nuestra gente. Pero por culpa de factores externos manipulados por quienes se creen dueños del fútbol, fuimos perjudicados en los 2 partidos, a los que éramos justos ganadores de los mismo. No era que lo merecíamos ganar, sino que lo deberíamos haber ganado en buena ley. Gracias a los bosteros por estar con nosotros y ojalá pronto nos podamos encontrar en nuestra casa #bocacontratodos».

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

El futbolista Sebastián Villa le pidió a la dirigencia que negocie una suba de la oferta que recibió por parte del Brujas de Bélgica que rechazó hace un tiempo atrás y, en caso de lograrlo, lo deje salir.

Su complicada situación judicial por el juicio que debe enfrentar por violencia de género es la principal causa que impulsa al colombiano a irse del país.

Por Sebastián Villa llegó una oferta del equipo belga por 5 millones de dólares por el delantero, cuya causa por violencia de género contra su exnovia Daniela Cortés fue recientemente elevada a juicio.

La oferta por Villa incluye un plus por rendimiento, pero fue rechazada por la secretaría de fútbol que comanda Juan Román Riquelme como vicepresidente segundo de Boca.

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

El lateral derecho internacional peruano Luis Advíncula tomó este viernes un vuelo desde Madrid hasta Buenos Aires para cerrar su traspaso a Boca Juniors y poner punto y final a su aventura en la Liga española, en las filas del Rayo Vallecano.

Advíncula, de 31 años, llegó al Rayo en 2018 y dejará el equipo español después de tres temporadas en las que disputó 107 partidos oficiales y marcó tres goles.

El lateral peruano jugó la primera temporada cedido por el Tigres mexicano y, para la siguiente, en julio de 2019, el Rayo decidió hacer una fuerte apuesta por él al pagar tres millones de euros para hacerse con sus servicios hasta 2023.

Tras dos temporadas en Segunda, en las que fue titular habitualmente tanto con Paco Jémez como con Andoni Iraola, el ascenso a Primera volvió a dar a Advíncula la posibilidad de mostrarse en el escaparate de la máxima categoría española, algo que no ocurrirá porque desde el principio el peruano tenía claro que quería marcharse a Boca.

El paso de Advíncula por el Rayo quedará grabado en la historia de la Liga española, puesto que un gol suyo frente al Albacete, el 10 de junio de 2020, supuso el primero en el regreso del fútbol profesional después de tres meses de parón debido a la pandemia global de la COVID-19.

A falta de oficializar el traspaso, que se cerrará con una venta por debajo de la cláusula de rescisión pero por una cantidad superior a los dos millones de euros, Advíncula está viviendo sus últimas horas como jugador del Rayo Vallecano.

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca

El delantero argentino Darío Benedetto, ex Boca y actualmente en el Olympique de Marsella, de Francia, está en los planes del San Pablo, de Brasil, que dirige su compatriota Hernán Crespo y lo pretende como refuerzo para los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.

La información de la negociación del club paulista con el goleador, quien en principio no será tenido en cuenta en el Olympique por el entrenador argentino Jorge Sampaoli, alentó a los hinchas en las redes sociales, ya que el equipo tiene falencias en su delantera y la posible llegada del «Pipa» Benedetto entusiasma, según publicó el periódico brasileño Gazeta Esportiva.

La llegada de Benedetto podría perjudicar a uno de los jugadores más respetados por la afición paulista desde el año pasado y con muchas lesiones en 2021, Luciano, quien ya perdió espació con el argentino Emiliano Rigoni, autor de dos goles ante Racing el martes último en el triunfo por 3-1 en Avellaneda que permitió a San Pablo avanzar a cuartos de final de la Libertadores.

Además de Crespo y Rigoni, en el equipo de San Pablo juega Martín Benítez, ex Independiente, quien llegó proveniente de Vasco da Gama.

Benedetto, de 31 años, jugó en Arsenal, Defensa y Justicia, Gimnasia y Esgrima de Jujuy, Tijuana y América de México, y alcanzó notoriedad en Boca, que lo vendió hace dos años al Olympique de Marsella.

San Pablo quiere a Benedetto como refuerzo para su próximo compromiso en la Libertadores, que será ante el vigente campeón Palmeiras.

El vicepresidente primero de la Liga Profesional de Fútbol (LPF), Cristian Malaspina, aseguró hoy que si Boca Juniors hace «un pedido formal» para no jugar el próximo fin de semana ante Banfield lo analizarán pero advirtió que deben cumplir con el reglamento.

«Un hecho de violencia hizo romper la burbuja y si Boca hace el pedido formal se analizará, pero tanto en la Liga como en la AFA hay un reglamento que cumplir. Es el respeto que se le debe a los clubes que pasaron por situaciones parecidas», expresó Malaspina a TyC Sports.

El dirigente se refirió a la posibilidad de que Boca reprograme su compromiso ante Banfield del próximo sábado por la segunda fecha del torneo local luego de los incidentes que se produjeron en Belo Horizonte ante Atlético Mineiro, con la polémica eliminación en octavos de final de Copa Libertadores.

La delegación «xeneize» deberá cumplir con un aislamiento de siete días según el protocolo de Covid-19 y por lo tanto de no haber postergaciones quedará diezmado de cara al choque ante Banfield y frente a San Lorenzo, por la tercera jornada (se disputará el próximo miércoles).

«Es una situación extraordinaria, pero la Liga tiene su reglamento. Hemos vivido situaciones similares con otros clubes como Sarmiento, Independiente, River, el propio Banfield, Racing y Gimnasia. El espíritu siempre fue jugar porque tenemos un calendario apretado», afirmó el presidente de Argentinos Juniors.

El exarquero paraguayo José Luis Chilavert dijo este miércoles que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) utiliza el sistema de videoarbitraje (VAR) para «ayudar a sus amigos» y consideró que todos los presidentes de los clubes argentinos deberían solidarizarse con Boca Juniors.

«Vengo hace muchos años denunciando el mal manejo de la Conmebol, que en realidad es la ‘Corrupbol’. Ellos hicieron alarde de que el VAR llegaba para transparentar el fútbol, pero cada día está más contaminado porque lo utilizan para ayudar a sus amigos», sostuvo Chilavert en diálogo con el canal Todo Noticias.

«Después de la Copa América, desde que empezó la Libertadores y la Sudamericana, da la casualidad que todos los equipos brasileños pasaron, la mayoría con la ayuda del VAR», señaló.

Este martes, Atlético Mineiro eliminó en Brasil por penaltis a Boca Juniors en los octavos de final de la Copa Libertadores luego de que el árbitro anulara un gol del Xeneize tras consultar el VAR.

Lo mismo había ocurrido en el encuentro de ida, que también terminó igualado sin goles.

«Todos los presidentes de los clubes de Argentina deberían solidarizarse con Boca Juniors. Si a un club como Boca Juniors le roban en casa y de visitante demuestra que a estos personajes solamente les importa la recaudación. Yo vengo denunciando esto hace mucho tiempo», indicó el ídolo paraguayo.

«Todos los presidentes de los clubes de sudamérica deberían unirse entre todos y echarlos a patadas a todos los presidentes de las asociaciones porque son cómplices de estos malos manejos de la Conmebol actual, que es la ‘Corrupbol’. Están matando el fútbol de Sudamérica», añadió.

¿Es lógico plantearse como máximo objetivo la conquista del torneo que maneja una organización manchada por todas las corrupciones? ¿Tiene sentido invertir en la contratación de futbolistas para participar de un torneo donde juegan y dirigen suspendidos e inhabilitados? ¿Corresponde invertir semejante energía para que te toque Andrés Rojas, un colombiano que en la Libertadores anterior fue designado para cinco encuentros con la llamativa coincidencia de que tres veces arbitró al mismo club argentino.

El párrafo anterior -escrito después del empate en la ida- va a cumplir ocho años de vigencia. Desde 2013 hasta la fecha, al margen del planteo de los técnicos, la actitud de los jugadores o el proceder de la dirigencia, Boca fue perjudicado en todas las competiciones de Conmebol.

La secuencia empezó con la omisión de un penal, gentileza de Vigliano, en la ida de cuartos 2013 vs. Newell’s. Siguió con una cacería en la Bombonera avalada por Trucco, un hombre no idóneo para semejante instancia (semi de Sudamericana 2014). Continuaron dos parciales actuaciones de Delfino en el Monumental, con errores de tal grosería que llevaron al propio juez a admitirlos (varios años después, por supuesto). Se prolongó con un gol no convalidado en Ecuador, que ponía 2-0 la semi de 2016 ante Independiente del Valle. Alcanzó un pico de impunidad con el ataque a la delegación en la frustrada final de noviembre de 2018. Se extendió con el penal fantasma para River en 2019. Los últimos hitos de la enumeración son conocidos, sin olvidar que en octavos y cuartos de 2020 hubo ostensibles fallos adversos frente a Inter y Racing.

Ostojich (URU) en la cancha y Bascuñán (CHI) en el VAR son designaciones de garantía para la Conmebol. Por si alguien no lo sabía, anoche terminó de confirmarlo.

En próximas ocasiones hablaremos de este plantel de Boca, calificado de media cancha hacia atrás y con pocas variantes arriba.

 

MuyBoca es y seguirá siendo gratis. Pero si te gustan nuestros newsletter, seguís nuestras redes sociales, disfrutás de nuestros diseños, escuchás nuestros podcast y querés apoyar el proyecto, no nos vamos a negar… Acá te dejamos el link de la app Cafecito: podés ingresar y donarnos el precio de un café (o varios…) para ayudar a crecer a este medio.

https://cafecito.app/muyboca