Especiales

Son todos de Boca: Rodolfo Smargiassi

Si querés leer todos los lunes más historias de «Son todos de Boca» suscribite al newsletter de Muy Boca. Hacé click acá.

En los 40, década de oro del fútbol y del tango, los cinco grandes se repartieron alegrías. San Lorenzo de Almagro, campeón en 1946, alineó una de las formaciones más recordadas de su historia. Tal vez algún simpatizante veterano le reprocha todavía que no haya podido vencer a Boca: conocemos la idiosincrasia de esa gente.

El primero de los tres partidos del año fue en la Bombonera, con victoria 2-1. Mario Boyé y Pío Corcuera marcaron para los locales, René Pontoni para el visitante (Boyé y Pontoni, una vez retirados, abrieron en sociedad La Guitarrita, pizza a la piedra en un local de Belgrano adornado con fotos y banderines). Aquella tarde del 28/07/46 jugó por segunda y última vez con la camiseta xeneize el half Rodolfo Smargiassi, valor de las Inferiores relegado por los fenomenales Carlos Sosa y Natalio Pescia. Persuadido de que sus chances eran mínimas y sin la intervención de los todavía desconocidos representantes, armó el bolso y se mudó a La Plata en 1947.

Palito -apodo vinculado con su delgadez- se volvió un insustituible en Gimnasia. Entre el 26 de junio de 1949 (pasaron cosas los 26 de junio…) y el 27 de diciembre de 1958, disputó 306 encuentros consecutivos con el escudo mensana. No hace falta haberlo visto para destacar como ejemplares su condición física y su comportamiento deportivo. Los compañeros más habituales de Rodolfo en la vieja línea media de entonces fueron Ángel Schandlein y Rafael Arcos. Como ya deducen los lectores de esta columna, ambos también jugaron en Boca.

Le tocó una época brava a Smargiassi. Además de las habituales desventuras futbolísticas del Lobo, incluido un descenso en 1951, el club quedó preso de la grieta política de aquellos tiempos turbulentos. En 1952, tras el fallecimiento de María Eva Duarte de Perón, se rebautizó a la capital bonaerense -por impulso de la CGT- con el nombre de la Abanderada de los Humildes. Reunidos en asamblea, socios triperos acompañaron la iniciativa y resolvieron que la entidad pasara a llamarse Gimnasia y Esgrima de Eva Perón. Distinta actitud tomaron los vecinos de Estudiantes, agravando antiguas diferencias de origen: el club de los laburantes del frigorífico vs. el de los jóvenes de la universidad.

“Campeón, campeón, Gimnasia Eva Perón”, se cantó en los tablones de 60 y 118 luego de la victoria sobre Colón y el ascenso de 1952. Al año siguiente se fue a la B el clásico rival, una desgracia inevitablemente asociada a la poca simpatía que el Pincha generaba en la administración justicialista. Smargiassi continuó su carrera al margen de estos avatares y terminó como uno de los grandes símbolos de GELP, que obviamente recuperó sus tradicionales siglas después del golpe de Estado de 1955.

En Boca vale debatir quién ha sido el más relevante entre los gimnasistas que vinieron al club: Pancho Varallo, el Loco Gatti y el Mellizo Guillermo, por estricto orden cronológico, integran ese podio. Y merece una mención el mendocino Roberto Domingo Rogel. En el caso inverso no existe discursión: Palito Smargiassi es el número uno entre los de cuna boquense que se radicaron en el Bosque.

Son todos de Boca: Adolfo Pedernera

«Son todos de Boca» es la columna histórica que recorre ídolos y emblemas de otros clubes que también tuvieron su paso por el Xeneize. Hoy toca uno de los delanteros más reconocidos de la historia del fútbol argentino: Adolfo Pedernera.

Son todos de Boca: Federico Sacchi

«Son todos de Boca» es la columna histórica que recorre ídolos y emblemas de otros clubes que también tuvieron su paso por el Xeneize. Hoy toca uno de los defensores más elegantes de la historia argentina: Federico Sacchi, ídolo de Racing.

Suscribite a la pasión

Hace más de un mes salimos a la cancha con un nuevo formato para seguir acompañando a Boca, hoy son más de 500 bosteros que disfrutan todos los lunes de nuestro newsletter ¡No te quedes afuera!

Un regreso con clase

Boca paseó su chapa de campeón argentino por Asunción y le ganó sin dudar 2-0 a Libertad. Salvio, autor de dos goles, demostró que su jerarquía no sabe de parates.

El newsletter de MuyBoca

Salimos a la cancha en un nuevo formato para seguir acompañando a Boca y a vos: suscribite a nuestro canal para recibir un análisis diferente del mundo azul y oro.

Las compras de Angelici

Cerró el último libro de pases de la gestión Angelici: ¿qué refuerzos trajo? ¿Cuánta plata gastó? ¿Cuánta recuperó? ¿En qué puesto se reforzó más? Esas y otras respuestas, en este informe especial de MuyBoca.